“GAY POWER” O EL “MONTAJE” DE LOS K PARA HACER TIEMPO (antes de la debacle)

UNA NOTA DE ESTA ALTISIMA CALIDAD, NO LA PODEMOS DEJAR PASAR POR ALTO

EL AMIGO EDUARDO LINARES YA NO SORPRENDE

DEBERÁ SEGUIR (ASUMIR) PRONTAMENTE LA CALIDAD Y EMPEZAR, CUANTO MENOS EN EL ENSAYO

ES COSA SERIA…

GAY POWER

x Eduardo Linares -1-

  • El Senador Nacional por La Pampa, Ángel Pichetto, jefe del bloque del oficialismo en la Cámara Alta fue claro, presentó el proyecto de ley impulsado por la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), aventado en Diputados por la Diputada Nacional por la Ciudad de Buenos Aires Vilma Ibarra, del partido Nuevo Encuentro, liderado a nivel nacional por el dirigente de Morón Martín Sabatella, -partido de ex cuadros políticos del Partido Comunista-, hermana del ex Jefe de Gobierno de la Ciudad, Aníbal Ibarra, dirigente del Frente Grande, en su adolescencia, de la Federación Juvenil Comunista, depuesto por su responsabilidad en la muerte de más de 200 pibes en una disco del Once, hoy legislador porteño. Vilma Ibarra, en pareja con el ex Richelieu de los Kirchner, Alberto Fernández, hombre de Magneto y el Grupo Clarín, con quien comparte un costoso piso en Puerto Madero. Pichetto se explayó con obscena brutalidad entonces: “Este proyecto tiene que salir de todas formas, los gays representan el 10% del padrón y es lo que nos hace falta para ganar en la primera vuelta en el 2011” .
  • No está de más decir que los senadores dependen de los gobernadores, ellos son sus jefes políticos. Lo compra de voluntades, voto a voto, es una batalla que continúa y mueve cifras millonarias. Pareciera que a los Kirchner con esta ley se les va la vida; así fueron desmontando las defensas que malamente armara la oposición. Esta vez no van a contar con el voto “no positivo” de Cobos; eso sí, es más que probable que la sorpresa de mañana sea mayúscula. Sobre todo por esa tendencia enfermiza que los caracteriza de jugar a todo o nada. Más de un senador dubitativo, ante la trapisonda ocurrida hace horas de parte del Senador Pampuro, obedeciendo atemorizado los gritos de su jefe político, al retirar del debate el proyecto de unión civil, votará lisa y llanamente en contra, haya o no sido untado con las mieles del erario público.
  • Hoy jueves 15 de julio, me retracto con tristeza. La Senadora Nacional por La Rioja, Teresita Quintenla, caso que conozco de forma casi directa, que votó a favor de la ley más allá de que su pensamiento es otro -es lo que expresó en el recito- recibió más de 50 millones de pesos para obra pública y contratar más empleados públicos, más votos. La billetera, “la banelco” del 2000, mató a los galanes de la peor forma. Esa es la dura realidad de esta ley y de esta pseudo democracia en estado terminal que vivimos. Lo mio no dejó de ser una expresión de deseos, que los tengo, como cualquiera. No hay vuelta, hay que fundar esta Nación desde los cimientos. La próxima ley es la del aborto y después van por más, ya hay movidas para generar un movimiento separatista patagónico. Van por todo, los afectos, los amores, los hijos, la vida, las riquezas, el territorio.
  • A partir de esa declaración de honestidad brutal del Senador Ángel Pichetto, en la Argentina se dividieron las aguas entre “progresistas” y “oscurantistas”, entre gente políticamente correcta y católicos ultramontanos, entre liberales e inquisidores. Entre la Iglesia y los Kirchner. Entre conservadores y gente de avanzada. Entre la Religión y la diosa Razón; cual paradoja, la ley del matrimonio gay fue votada en un aniversario de la Revolución Francesa. Lo concreto es que en contra del proyecto se pronunciaron la Iglesia Católica, los evangélicos, los rabinos y los otros, los musulmanes. Y miles de personas que no son ni lo uno ni lo otro, pero que vieron en todo este circo una manipulación política espantosa, que se servía de un discurso en apariencias políticamente correcto para generar una espesa cortina de humo tapando dramas y tragedias profundas de la realidad socio políitca y cultural de la Argentina enferma. La jerarquia católica se comió el amague, pisó la cáscara de banana y entró en una pelea en donde no tenía nada que ganar y todo para perder.
  • El curita tercermundista cordobés, apoyando el matrimonio gay, con pinta y discurso de Ernesto Cardenal, convengamos, es un eructo del pasado choreando cámara. Enfrentar a la jerarquia, estar en contra del celibato, fanfarronear con cuál debe de ser la palabra de la Iglesia, desde la simple y rasca motoneta de un cura de barrio, no deja de ser otra cosa que demagogia y de la buena. O un cura kirchnerista, trucho, cismático, paniaguado de un Enrique VIII del socialismo bolivariano del Siglo XXI (sic). En lo personal, conozco y tengo amigos gays y ninguno tiene ganas de casarse ni mucho menos de adoptar pibes; no les da la gana ni de adoptar gatos.
  • La verdad es esa. Lo demás es un montaje espantoso, un mamarracho de los Kirchner, acompañados en la comparsa por un Cardenal que apuesta a que la Iglesia recupere un protagonismo que ha perdido hacé décadas, lo hace de la peor forma, jugando con tahúres que tienen los naipes marcadas; el mismo Cardenal que hace menos de un mes se presentó en la DAIA para firmar que el atentado ocurrido hace 16 años en la AMIA es un eslabón más en la larga cadena de persecución al pueblo judío, teniendo como tiene información de sobra para saber que sobre el tema cuando menos hay que tener serias dudas.
  • Las autoridades de la entidad sionista le dieron su palabra de que iban a estudiar su documento de crítica social -que no le ha firmado nadie- para ver si lo firmaban (sic). El mismo Bergoglio que en el 2002, cuando la Argentina se incendiaba, se sentaba con un presidente narco para “generar consensos”, dándole la espalda a una realidad enorme, cual era que el sistema representativo había estallado en mil pedazos. Lo quiero ver ahora, excomulgando a los senadores y diputados católicos que votaron a favor de una ley anticristiana. Y que lo volverán a hacer con la eminente ley de aborto. A ver si le dan los atributos para eso.
  • Insisto con que este montaje para lo único que sirve es para hacer tiempo, tal vez, para que el oficialismo especule con unos votos que no existen, -sólo la dirigencia delirante e irresponsable del CHA puede engrupir a los operadores del monarca patagónico con que cuentan con los votos de nadie, habida cuenta de la visceral tendencia de los gays, los maricas, los putos, de darse vuelta, a veces dos o tres veces en la misma noche, o, peor aún, de que son el 10% de un padrón que sólo existe en su mundo poblado de unicornios azules y extraviados-.
  • Renglón aparte la paliza que recibieron ayer en la calle; la movilización de los católicos, evangélicos, judíos, musulmanes -nunca bien filmada ni cubierta por ningún medio, repito, ninguno-, que movilizó más de 150 mil almas, se topaba con la lágrima del Obelisco, en donde menos de 200 gays y lesbianas soplaban unas patéticas cornetas y hacían “ruidazo” con dos cacerolas. Si esa gente dice que aporta el 10% del padrón para una elección, no cabe duda de que vive en un autoengaño importante o son unos lobbistas falsarios, de los que abundan y mucho.
  • Hacer tiempo, pasar de largo las vacaciones de invierno y poner a la gente más crispada de lo habitual, evitando, eso sí, el debate sobre la pobreza, el pleno empleo -única política seria e infalibre para terminar con la droga y la violencia endémicas-, la deuda externa, la entrega de la soberanía, la entrega del petróleo en Malvinas, la entrega de los recursos naturales, el oro, la plata, el cobre, el uranio, los minerales raros. El debate sobre ese engendro nefasto y fraudulento de las internas abiertas, simultáneas y obligatorias, para agosto de 2011, -DOS MESES ANTES- de las presidenciales.
  • Hace menos de un mes, en una nota titulada “El día de los padres”, pensaba sobre el drama desgarrador de los pibes de la Salta periférica, suicidados en menos de dos semanas en número de 8. El deseo del último de ellos, que sólo vivía con su abuelo, era el de “tener una familia”. Creo que mientras los números del sistema cierren con un 30% de desocupados y menesterosos y con el 50% de la masa laboral en negro, hablar de matrimonio y familia, pibes, derechos, justicia, en la Argentina, no deja de ser una broma macabra, una condena social y política que no se libera ni con cadenas del Santo Rosario ni con recitales de León Gieco y Fito Páez. Mucho menos con maricones queriendo ser madres o gordas con bigotes queriendo ser padres.

-1-

http://www.demodirecta.blogspot.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: