EL FÚTBOL ARGENTINO ANTE UNA NUEVA ESPERANZA DE ALEGRÍA (frente a tanta desesperanza actual)

x RadioPasillo

Existe una quintaescencia del Fútbol Argentino, una inmaterialidad, que hay que saber apreciarla.
Se dá en el plano de lo metafísico. El fútbol, no es un “juego mas”…
Alguna vez se dijo que el dia que china practicara el fútbol, ganarian siempre torneo y mundiales, dado que son 1.300 millones de habitantes;
Error, no es así, hay algo en los deportes, pero en el futbol en especial que no se enseña, no se aprende en una clase con un “video”… está la escencia de los pueblos, su cultura, sus deseos sus destinos… Los Uruguayos son 2,9 millones, aunque hay charrúas por todo el mundo, quizá 3 millones más por ahí. Nosotros apenas arañamos los 40. Entre los dos paises, 4 copas mundiales, y dos subcampeonatos… no es poco;
Hay cosas que no se pueden enseñar, si en varias generaciones, y por eso los africanos juegan “algo”, los orientales “algo” y así…

Hay “algo”; ese “algo”, aún reside en los barrios, en los potreros polvorientos, en los tablones de las tribunas de entresemana, en los bares, en los quioscos, en las veredas, en las pelotas improvisadas con una media…

“Desafío” se gritaba en los ´70 en los campitos del bajo o de palermo, o en un potrerito, que ya no está más como tantos otros, que estaba atras de la OSN, alla, por Monroe y Alcorta, o el el club municipal “José Hérnandez”, antes del barrio, hoy “menemizado” en “Vilas Racket” (que asco realmente) y, ahí se armaban los picados con el casi invencible equipo del “rengo” (un personaje mítico de Belgrano, que vivía en la villa) que según se decía, decía el mito,  había sacado “craks”…

La cosa que el rengo puto tenía 30 o 40 pendejos y que los pibes después se iban a la mierda (lo cagaban, claro) y firmaban en algún club del ascenso “de perro” (en el ascenso se permitía, en divisiones inferiores jugar enganchado) o quizá  “fichado”  Los ´70, que época… Ahí anda el rengo por Retiro, pidiendo monedas, vaya uno a saber si se tuvo que ir para Soldati, o para Varela, como la mayoría de la gente del barrio de Pampa y Arribeños (o villa del bajo como le decíamos, realmente)

Esa  quintaescencia, ese fuego sagrado no debe ser robado; no crean que es “eterno”, o que no debe ser cuidado, todo lo contrario

Así como se construyó silenciosamente, se puede perder del mismo modo

Esperemos que los “representantes” del deporte, de los jugadores, del peridismo, de la política,  de la droga, del comercio y/o cualquier otra forma de delito, no nos sigan tirando baldes de agua sobre ese fuego sagrado que todavía tiene algo de llama

Esperemos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: