LA TRAGEDIA ARGENTINA, LLAMADA MONTONEROS

¡Oh libertad, cuántos crímenes
se cometen en tu nombre!

(Madame Roland, revolucionaria y periodista francesa víctima de la guillotina)
¿EL FIN DE LOS MEDIOS? Ó ¿LA REVOLUCIÓN DE MAYO?
de yapa (y enganchadito, eduardo) “EL HOMBRE QUE SABÍA DEMASIADO…”
X Eduardo Linares -1-

¿EL FIN DE LOS MEDIOS? Ó ¿LA REVOLUCIÓN DE MAYO?

x Eduardo Linares -1-

  • En el censo del 2001, el pueblo de Las Heras tenía menos de 10 mil habitantes. Sigue estando a 67 km de la Ciudad de Buenos Aires y a 120 de La Plata; ahora sabemos que hay un restobar que se llama Matute y que es un infierno grande. La historia es nota de la semana. La de la amiga que amasijó a la amiga con una maza para afinar milanesas. La amiga se iba a casar y la amiga difundió un video en donde la novia le estaba haciendo sexo oral a alguien que no era el novio, pura subjetividad, no, pero bueno, en un pueblo chico parece que eso se conoce. Tampoco se sabe a quién. Al novio, al que no dejaría de divertirle tener una esposa trola, ante la mirada de un pueblo chico, no tuvo más remedio que anular las promesas y la novia se quedó con el vestido blanco en el ropero. El novio hace un rato cuenta que suspendió la boda, se casaban este sábado; ni falta que hace, está presa su ex novia. Hasta acá no deja de ser una historia de puterío y violencia más, de las que suceden todas las semanas en un pueblo argentino sin salud, hecho moco, sin valores, anestisiado por el tetra, la falopa, el laburo mal pago, la falta de sueños, en donde el cabaret mediático y la pornografía es el arroz con leche cotidiano, el modelo socio cultural a seguir, la gran oferta.
  • Lo que a mi me llamó la atención es que al día siguiente de estar la nota en los medios gráficos, apareció en la tele abierta el marido de la amiga descerebrada, la novia sin boda le hundió el cráneo y la dejó en estado vegetativo, relatando con una frialdad notable, que no tenía idea de porqué la ex amiga de su ex mujer, había hecho lo que había hecho. El pueblerino al que le habían llegado los 15 minutos de fama de la peor forma, estaba en el programa de la Canosa, con la mejor cara de póker, contando que no sabía qué podía haber pasado, como si su rol fuera ocultar que su mujer era una reverenda alcahueta, en una lección por demás bien aprendida de cómo se miente muy mucho en este país que perdió la gracia, la inocencia, la honestidad, hace décadas. El video ya había sido difundido. País en donde mentir no sólo está ya bien visto sino que es negocio. Un negocio que puede ser un gran negocio.
  • Ahora las sospechas caen sobre él, si no era al fin y al cabo el del video erótico, el tercero en discordia, en off, claro, filmando con un celular de $ 250, como si eso fuera a esta altura importante, en una tragedia en donde unas compañeras de trabajo terminan arruinándose la vida en medio de un maroma de promiscuidad y traiciones. A ver si nos entendemos, los pueblos no eran esto hace medio siglo. Ni las ciudades, ni Buenos Aires. Había códigos, había ética, había decencia. Había palabra. Y no existían los multimedios. Tampoco los celulares con camarita HD y mp3. En la tele pasaban Bonanza, Los Locos Adams, Viaje al fondo del mar. Los sábados, Cine de Super Acción. En el cine Arte If, Nos habíamos amado tanto, El árbol de los zuecos, Melody, Adios cigüeña adios. En el Cosmos, Solaris, Los rojos y los blancos, Valeria y la semana de la maravillas, Dersu Usala, Cuerno de cabra, El valle de las abejas. El en SHA, Valparaíso, mi amor, La armada Brancaleone. Se jugaba al fútbol sólo los domingos. Ir a la cancha no era un viaje al más allá. No faltaba laburo. No había casi deuda externa. Existía el ahorro. Existía la política. Contigo pan y cebolla era una propuesta, no la mala idea de un lumpen. Se creía en el amor. Incluso en el amor para siempre. En Dios también se creía. Antes, mucho antes de la guerra, la Dictadura y Malvinas. En tiempos de los Beatles. De Vox Dei y La Biblia.
  • En 1789, en París, de haber un diario, el de la monarquía, a consecuencia de la Revolución, pasa a haber 23 diarios. Los clubes o logias, -la revolución francesa es francmasónica- precursores de los partidos políticos, eran quienes estaban al principio a cargo de la censura y el control sobre los medios. Antes de la Revolución Francesa no existía la prensa, mucho menos el término libertad de expresión. La gente se enteraba como podía de los acontecimientos. En la mayoría de los casos, no valía ni la pena enterarse. No existía la difusión de la ideas, ni hacian tanta falta. Ni del libre pensamiento, el que tenía ganas de pensar se hacía monje y se la pasaba toda la vida estudiando teología, filosofía, ética, estética. Iluminando manuscritos. La Iglesia, era la directriz espiritual y moral, la Cristiandad, el arquetipo político. A partir de la Revolución Francesa, en donde se llega a adorar a la Diosa Razón en la Catedral de Notre Dame, todo se revoluciona. Luego del Terror, la Guillotina, Napoleón, los diarios pasan a ser unas 8 publicaciones, incluso se tolera una monárquico. La censura pasa a manos del Emperador de los franceses y de Europa.
  • La Humanidad había vivido 18 siglos sin periodistas. En los 60, antes de que asesinaran a Kennedy, antes de que muriera el Che en la Higuera, no existían los medios. Había diarios y revistas. La radio. La tele. El Reporter Esso. Las noticias en las pizarras de los diarios, que se armaban a mano, con letritas blancas, radiofotos. Radio Colonia, Ariel Delgado. Crónica. Siempre Crónica. Hace poco más de 200 años que se empieza a armar el negocio de los mediático. Poquito. Hoy me crucé con una pintada que decía “Vélez, 100 años”. Que haya un club de fútbol que tenga la mitad de los años de la Patria me causa vértigo. A veces pienso que Argentina es un país que va a dejar de ser sin haber nacido. Algo parecido, muy parecido, a un aborto.
  • Y siento que estamos viviendo un tiempo pre revolucionario. Que Bonafini convoque a una marcha para pedir la destitución de Cobos, del traidor que supieron conseguir, ellos, nadie más que ellos son los inventores de Cobos, me provoca una sensación de náusea. También de inquietud. Porque eso legitima a que aparezca un loquito como De Angeli, porqué no, convocando a una marcha de 200 mil chacareros pidiendo la destitución de la Presidenta, ¿no?, si todo se va a definir así, en una Plaza, con una marcha. O vamos a decir que la Presidenta no cumple todos los requisitos del tipo penal “Traidor a la Patria”. Pero no, los Kirchner si hay algo que no les falta es suerte. Primero el Mundial, después, el cosecha récord, después, la gripe A y las vacaciones de invierno, y, cuando nos queremos acordar, el Premio Nobel de la Paz para Carlotto, ¿no?, siempre viene así, Oscar, Mundial, Premio Nóbel. Argentina, país generoso y rico, demasiado rico y despoblado. Y la gente que tiene miedo y no quiere quilombos.
  • En el camino, la Noble va a ir presa, se va a empezar a desmembrar Clarín, Magnetto se va a terminar muriendo de su cáncer. El famoso golpe de estado de los periodistas que escriben en el gran diario argentino, profecía de Víctor Hugo, no va a ocurrir nunca. Los K van a haber logrado su objetivo en las puertas del 2011. Frotándose las manos. La caída de La Nación va a venir después, pero desde otro lado; los juicios penales contra los Saguier están en curso y no son pocos. Ya con el control de Papel Prensa, el sueño montonero va a empezar a tomar forma. 6,7,8, el programa que le “cambió la forma de hablar a los argentinos”, no tendrá mucha más razón de ser. La oposición no va a tener forma de expresarse. Va a desaparecer sin pena ni gloria. Dudarán aún si convocar o no la marcha que pide a gritos De Angeli, por las dudas, “para evitar derramamientos de sangre”. Carrió pedirá cacerolazos pero desde el living de la casa. Rezando el rosario.
  • Para entonces, es más que probable que el IVº poder, aquél que naciera con el pan debajo del brazo junto con la implosión del Absolutismo del Antiguo Régimen, en 1789, como una extensión “ilustrada” de los nuevos poderes del Estado, fé laica del iluminismo, precursor del progresismo neoliberal del siglo XXI, de la República, el Ejecutivo, el Legislativo, el Judicial, impresión institucional del masónico, “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, los emblemas de la Revolución de los galos, contracara de los valores de 2300 años de civilización occidental, aristotélica, cristiana, Sabiduría, Prudencia, Justicia, en Argentina haya dejado de existir.
  • Ni multimedios. Ni medios. Ni cuartos. Ni ocho cuartos. Un carajo. En esa encrucijada de la Historia, acá nomás, a la vuelta, veremos si somos un aborto o un parto. Una dictadura fascista montonera o el Poder Participativo de la Democracia Directa. Eso, eso lo va a decidir el Pueblo. Y claro, en las calles, derrotando una vez más a los invasores. Tal vez estemos en el albur de una nueva era en donde dejen de existir los periodistas, porque todos van a estar tan bien ocupados que nadie va a querer saber ni de crímenes, ni de traiciones, ni de presidentes bolivianos avisándonos que hay muchos maricones porque comemos pollos transgénicos, ni que Rivery está en problemas porque se curtió a una puta cara que era menor, como si se les preguntara le edad a las putas, que después dan reportajes caros para contar cuándo y con quién cogieron a unos bastardos que venden la nota a un multimedio que tiene tanto espacio que cubrir y medir que compra aún por más plata.
  • Y más que nada porque después de la patada en el hormiguero que han pegado los K y los intelectuales de la Carta Abierta con la Ley de Medios, los periodistas están con el barro al cuello, perdieron la compostura y también la impostura, la credibilidad hace rato. Todos, los de los grupos concentrados y los K. Todos son un mamarracho. Rial tiene un programa radial de política a la mañana, se contaba como una piolada al turquito Majul, otro de los buenos discípulos de Neustadt. Pocos pibes van a seguir teniendo ganas de mirarse en esos espejos. Sí, en una de esas, la gente haciendo política, dos horas semanales, se da cuenta de que puede hacerse cargo de sus vidas, ser libres y dignos, tener laburo, ahorro, techo propio, ocio, cultura, viajes, decidir mejor cómo educar los pibes, sin tantos genios experimentando con los pibes como si ratones de laboratorio, con programas educativos que han fracasado en todas partes. Eligiendo por el voto al comisario y a los jueces. Con juicios por jurados. Eligiendo a los directores de los canales de aire y de los diarios. Con períodos de 4 años, sin reelección. A los rectores de las universidades. El Pueblo eligiendo a los rectores, no los alumnos.
  • Es un sueño que tengo. Sé que también tiene los componentes de las pesadillas. Cuando viajo en el colectivo repleto a las seis de la tarde, miro las caras de los laburantes, sé que hay más gente sana que enferma. Sin los Medios eso se va a notar mucho más rápido. No, no es tan mala la idea que desaparezcan los medios. Sé, lo sabemos muy bien, que esa no era la idea de los felones del fin del mundo. Pero qué quieren que les diga. Todo no se puede en esta vida.

lunes 19 de abril de 2010

  • Ha sido corresponsal del diario Clarin en Ginebra, Suiza, país en donde reside, exilado, desde hace décadas; publica en la Red Voltaire, medio políticamente incorrecto dirigido por el investigador francés Thierry Meyssan, francamente antisionista, financiado por Hugo Chávez; publica en Tribuna de Periodistas, medio on line que se vale de pseudo informaciones para desviar la atención sobre la causa AMIA, la cual, a su vez, ha sido denunciada como una conspiración sionista por Meyssan en su web; le ganó un juicio a Maria Kodama. En 1985, a los cinco años de exilio en Ginebra, recibe una licenciatura en periodismo por la Universidad de Friburgo. Tres años más tarde, un doctorado en Sociología por la Universidad de Ginebra. Publica en el periódico Perfil y en cantidad de medios de América y Europa. Ha editado varios libros de investigación. Ha recibido premios.
  • Hace menos de un año, por medio de los contactos que le facilita su profesión y su prestigio, logra acceder a los archivos decodificados de los servicios de inteligencia helvéticos. Allí corrobora que según los suizos, la organización Montoneros nunca tuvo vinculación alguna con la CIA. Hecho contradicho por Roberto Cirilo Perdía en todo asado en donde toma más de una botella de Rutini; eso sí, según Perdía, ellos se “cogían” a la CIA. Publica una biografía autorizada de Abolghasem Mesbahi, el iraní que sostiene la responsabilidad de Irán en los atentados de Buenos Aires; da fe de tal testimonio, fortaleciéndolo con la información de una cuenta en Suiza, en donde los iraníes habrían depositado 10 millones de dólares para comprar el silencio y el encubrimiento de Carlos Menem.
  • En el 2006, también por medio a información confidencial a la cual habría accedido, siembra inquietud en una anciano de 88, Luchino Revelil-Beaumont, ex director de Fiat France, quien en el año 1977 fuera secuestrado en París, por un comando revolucionario que la reclamó un rescate de 30 millones de dólares. La mitad de lo que Montoneros le sacó a los Born. Dice tener pruebas de que el cerebro de ese hecho habría sido Héctor Villalón, hombre cercano a Perón. La denuncia se perfecciona a partir de la revelación de uno de los integrantes del comando, quien habría huido y “refugiado” en la Argentina, secuestrado y asesinado en la ESMA. Jorge Caffatti escribió esa carta antes de morir, en donde relata su participación en la guerrilla peronista y en el secuestro del empresario italo-francés. Hasta aquí una escueta biografía y sucinto relato de las hazañas de este bonaerense nacido en Azul.
  • Cuatro días antes de la caída de las Torres Gemelas, en un Juzgado Federal de Buenos Aires en donde se investigan violaciones a los derechos humanos, la causa ESMA, se presenta espontáneamente un oficial de la Marina, el Capitán de Navío (RE), Jorge Perren, militar no procesado ni requerido por la Justicia hasta entonces, quien declara ante el Juez Bonadío haber sido Jefe en la ESMA y haber ordenado el procedimiento para que un grupo de tareas al mando del Tte. Rolón detuviera a un oficial montonero a cargo del área de finanzas de la organización, cuyo nombre de guerra era Gabriel. Perren es detenido y procesado. Muere en prisión, en Campo de Mayo, en noviembre de 2007. Gabriel no es otro que el héroe de esta historia, Juan Gasparini.
  • El hombre es detenido en la ESMA durante 30 meses, siendo liberado en 1979. Luego, el exilio suizo. Pesa, sobre él, claro, la sospecha que cae sobre todos los sobrevivientes de la ESMA, el de haber sobrevivido entregando a sus compañeros, o como agentes dobles de la inteligencia militar, conforme una tradición originaria de la organización armada inaugurada por el único sobreviviente de la primer célula. En su caso tan particular, jefe de finanzas de la organización, la suspicacia de que haya comprado su libetad a cambio de una suma de dinero millonaria, al propio Almirante Massera. Perren lo acusa ante Bonadío de ser el nexo entre Montoneros y Graiver.
  • Podemos decir sin lugar a dudas que la trayectoria de Gasparini opaca a la de Horacio Vertbisky. Responde, eso sí, a una lógica sistemática. Ninguna de los dos opera en soledad. Son parte de una organización que bajo la pantalla de los DDHH ha pergeñado y ejecutado con precisión un plan notable y exitoso. En el caso de Vertbisky, la Fundación Ford, la CIA. Pero quién está detrás de Gasparini, hombre que maneja una cantidad de información a la cual sólo puede accederse desde los servicios de una agencia de inteligencia. Eso sí, ambos, siempre, amparados por un paragüas de mucho, muchísimo dinero.
  • ¿Será posible que los grandes medios, esos que ahora sienten que se les aproxima el fin de sus excesos y sus desaforados negocios, su artera manipulación de la realidad, gracias a la ley de medios y la probable expropiación de Papel Prensa, hayan sido sus principales aliados?. Eso está por verse. ¿A doscientos años de la Revolución de Mayo y el Plan Revolucionario de Operaciones atribuido al jacobino Mariano Moreno, los destinos de nuestra paz y nuestras guerras seguirán estando en manos de periodistas?. Perdón, de manipuladores que hace uso y abuso de esa noble profesión para perseguir fines políticos, fortuna, fama, impunidad. A será tal vez que desde los oráculos de 6,7,8, los chicos del Klan Goebbels, nos enseñen a descifrar la realidad a través de una mirada tan sorprendente como peligrosa.
  • Para los que no lo saben, vuelvo a contar que hace algo más de diez años protagonicé un juicio entonces mediático contra el Gerente de Contenidos Audiovisuales del Grupo Clarín por plagio a un libro de cine de mi autoría. “Los desalmados”, mi libro, contaba la historia de una banda posmoderna que intentaba robarse el “alma del pueblo”, los antagonistas, los buenos, eran una hermosa cantante de tangos, Alma, un pianista genial, diller, hijo de un dirigente gremial desaparecido, un periodista radial, el principal protagonista era la locación, el emblemático barrio de La Boca; Suar con esa idea arma un bodrio light que titula “Alma mia”. Su ex mujer lo puteaba por los pasillos por haber choreado un libro para su debut en el cine, escándalo que la salpicaba. La querella se ventiló en todos los medios, se la menciona en un libro.
  • En ese entonces a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo se les daba por actuar de extras, invitadas especiales, en las tiras costumbristas producidas por Pol-ka. La lista de damnificados de los plagios del creativo Suar era larga y no desconocida. Era un ladrón de niños (libros) ajenos famoso. Mostrarse en su vidriera era dar un paso más en procura de un negocio más que rentable, el de los Derechos Humanos. Sí, eran tan pobres. Los abogados que patrocinaban a Adrian Suar eran los del Grupo Clarín. Hace diez años largos que enfrenté solo con mi armadura abollada a esos gigantes; tuve, no puedo negarlo soliaridades cercanas entrañables, el medio, miró para otro lado. Aún hoy, cuando en el 2008 mi largometraje “los sediciosos” fue censurado en el Bafici, por tener contenidos políticos, no era la línea del festival (sic), nadie llamó para ver qué había pasado. Clarín era una de los sponsors del “Cine independiente”. Los quería (sigo queriendo) presos.
  • El delito es el mismo que el de la dueña del diario, si me permiten la metáfora, eso es ni más ni menos una obra, una creación original, (un hijo), sustitución dolosa de identidad. Jamás recibí la solidaridad de nadie. Entonces todos se desvivían por chuparle las medias y la entrepierna a Clarín. Era el ser o no ser; Kirchner bien lo supo en su primer gobierno, cuando gana con el mismo apoyo que tiene ahora, el 23% de los votos emitidos. Hoy me repugnan tanto los chacales que van en jauría sobre la bestia mal herida como la misma presa. No tienen alma, la vendieron por moneditas. Convengamos que $ 80.000 mensuales, lo que gana Orlando Barone en 6,7,8, son algo más que moneditas. Moneditas eran las que ganaba en Clarín durante los años de la dictadura.
  • Mi mujer tiene la mala costumbre de escuchar radio Continental antes de salir a trabajar. Toma mate y escucha a Víctor Hugo. Por suerte, mantengo la estupenda tradición de acostarme muy tarde y levantarme ídem. Más de una vez me pierdo las obviedades progres del pensamiento profundo del relator deportivo uruguayo. Hoy no. Escuché entonces al embajador argentino en USA, Héctor Timmerman, opinar categóricamente sobre el caso Papel Prensa, al ser entrevistado en silencio por el uruguayo, que le agradeció al empresario periodístico sionista su versión sobre el asunto, a su entender, un eslabón más en la pelea entre Kirchner y e Grupo Clarín. Timmerman recuperó la palabra antes de despedirse, asegurándole el error interpretativo del locutor, ya que esto no es otra cosa que una búsqueda insaciable de Justicia y reparación de los horrores de la Dictadura, tal como la apropiación de la viuda de Noble de dos hijos de desaparecidos, la que los mueve a él, a los Kirchner, a Juan Gasparini.
  • La apropiación de la planta papelera del Grupo Graiver no habría sido otra cosa, todo, claro, inscripto a las violaciones a los DDHH que fueron víctimas tanto su padre, Jacobo, director del diario La Opinión, Coronel ad honorem del Mossad, de propiedad de Graiver, clausurado, insólitamente, por su cuñado, Osvaldo Papeleo, cuando era Secretario de Medios de Isabel Martínez, fruto del antisemitismo de las fuerzas armadas fascistas –las mismas que toleraron como único acto político durante su dictadura, los festejos en el Luna Park por parte de la comunidad sionista local, en el aniversario del Estado de Israel- y la persecución del Brujo López Rega, anteriormente. Juan Gasparini se ha tomado el trabajo de escribir un libro para cada uno de estos temas. El diario La Tarde, de La Plata, otro emprendimiento del dúo Graiver-Timmerman, dirigido por el juvenil Héctor, tan sólo a los 24 años, medio informativo usado pura y exclusivamente para atizar el golpe militar, no figura en el inventario del defensor de los DDHH y lobbista acreditado en Washington.
  • Sí, es cierto, uno a esta altura del relato, con la mala leche que lo caracteriza y el “gorilismo antikirchnerista” que porta, se está preguntando porqué no se investiga la Deuda Externa fraudulenta generada por la misma Dictadura, o porqué se utilizan las retenciones aduaneras, modificación al Código Aduanero sancionado por la CAL de la dictadura en mayo de 1981, para confiscar la producción del campo, o porqué, Gasparini, con todo el tiempo y los contactos e informes a los cuales puede acceder en Ginebra, no se interesó por “El oro de los Kirchner”, o “El petróleo de los Kirchner en Malvinas”, o una cantidad de investigaciones paralelas, con las que un periodista de su perfil podría dar que hablar y mucho. Es cierto, uno escarba en donde más le pica. Esos temas, está visto, no son de su incumbencia. Es más, es probable que no lograra destrabar el cerrojo que los clausura, no tendría cómo. Ni el M16 ni el Mossad le habilitarían información fidedigna.
  • Pero no, las dos causas en las que milita seriamente Gasparini tienen que ver con la negación de dos hechos por demás sospechosos, tal vez conexos, sobre los cuales se han tejido cantidad de conjeturas. La muerte de David Graiver y la conexión de Firmenich con servicios de inteligencia nacionales y extranjeros. Antes, durante y después de su paso por la conducción de la organización armada. Historia que lo tiene a Gasparini con un protagónico de primer plano. Nada más ni nada menos que como el nexo entre uno y otro. Poner en duda la declaración espontánea de un militar de carrera, héroe de Malvinas, que se presenta en un Juzgado Federal para acompañar el destino de sus compañeros de armas, con los cuales ha batallado en dos guerras, la prisión y la muerte, no es un dato menor. ¿Da para poner en dudas el testimonio de un soldado que declara decir toda la verdad ante un Juez Federal, para hacerse cargo de sus órdenes y morir por ello, sin pedir ni clemencia ni ser indultado, ni morir con sus familiares?.
  • Sobre todo cuando al hacerlo, no expresó el menor remordimiento ni arrepentimiento, el punto de su denuncia, ordenar la detención de “Gabriel”, Jefe de Finanzas de Montoneros. Él bien sabe como sus pares, que quien debería compartir la presión con ellos es alguien que ahí no estará nunca, estamos hablando de Massera, quien ha tenido la ocurrencia de fugarse de la realidad a través de una demencia. El Capitán de Navío Jorge Perren muere en prisión en noviembre de 2007, seis meses antes Gasparini había publicado “Graiver, el banquero de montoneros”, libro que ofrece ahora de forma gratuita para ser bajado por Internet, como parte de prueba de la causa Papel Prensa, aún no abierta por la Justicia, cosa que sucederá en breve. En 1990 había hecho la primer versión del mismo, “El crimen de Graiver”.
  • Toda la trama de “Graiver” se teje a partir de una aseveración de Gasparini, la muerte del banquero de montoneros ocurrió por obra y gracia de una orden dada por un servicio de seguridad de los EEUU. Años antes había asegurado que era la CIA. Luego se retracta. Deja la certeza en una vaguedad y no tiene forma de corroborar. Es un acto de fe. Lo mataron. No fue un accidente. A ver si nos entendemos, porque este es el párrafo más importante, escribir un libro para relatar porqué y cómo y por quién (supuestamente) Graiver fue asesinado, no tiene otra intencionalidad expresa de contar que el hombre está indudablemente muerto. Porque las dudas sobre la verdad del hecho y el haber usado de tal recurso para fugarse, son la clave del enigma de David Graiver.
  • Gasparini insiste con que los norteamericanos, luego, imposibles aliados de Montoneros y de Firmenich, lo mataron porque era el banquero de la guerrilla y eso era mal visto por los EEUU, ya que la organización armada amenazaba con construir un régimen socialista en la Argentina (sic). Tal la obviedad de este Doctor en Sociología. No le ha dado por investigar porqué el avión se desvía de Tennessee a Houston, ni porqué hay media hora de vuelo que no está registrada en la hoja de ruta. Porqué su secretaria privada le había comprado un pasaje a México en un vuelo de línea, siendo, como era, “costumbre” del joven banquero, alquilar aviones privados. Tampoco porqué son cremados los restos de Graiver, una tradición a la cual se opone el judaísmo. Si había entonces gente interesada que Graiver no muriera eran justamente los dirigentes de la organización armada, él tenía la clave de los depósitos bancarios en Suiza, ese país en donde se le ha dado por vivir a Gasparini, lugar feo con ganas, inhóspito, estética y moralmente, sobre todo para un argentino de Azul, provincia de Buenos Aires. A quién protege Gasparini cuanto se toma tanto tiempo para no investigar nada. A un fantasma, a su jefe político, a su jefe financiero. Lo ampara el secreto profesional. Igual, seduce y cuenta cantidad de hechos por demás comprometedores, le pone sal y pimienta al relato. Levanta cortinas de humo pero del bueno, de colores.
  • Cuando Gasparini se trenza con Martin Edwin Andersen, autor de “Dossier secreto, el mito de la guerra sucia”, en donde el norteamericano asegura cosas por todos más menos conocidas, sospechadas, parte de esa sórdida tradición de la organización armada montonera de adjudicarse crímenes no cometidos y negar los propios, el hombre de Ginebra se deja poseer por la pasión para finiquitar con que este agente de la CIA (sic), Andersen, se dedica a denigrar a Firmenich, poniendo incluso en duda la honestidad de sus contactos con el ERP, el cual pierde a su líder justo un día antes en que la organización troskista se iba a fusionar con Montoneros. Gasparini asegura que la finalildad del norteamericano, al “embarrar” la historia de su organización, tiene que ver con alejar a las jóvenes generaciones de las utopías, la rebeldía, la verdadera historia.
  • Recién caigo en cuanta que el sábado pasado, Clarín publicó un escueto suelto a propósito de Graiver, “el banquero de Firmenich”. En donde en una breve nota que pareciera escrita por un estudiante malo de periodismo, se informa quién fuera el dueño de Papel Prensa, sin mencionar que esa empresa había sido del grupo Cívita –editorial Abril- a la cual había accedido Graiver por gestión del ministro de economía de Perón, José Ber Gelbard, a fines de 1973, meses más tarde, Montoneros secuestraba a los Born y recibía un rescate de 60 millones de dólares, que pasarían a ser administrados por Graiver. El banquero judío, a los 35, cuando muere, era dueño de dos bancos en Argentina (Comercial de La Plata y Hurlingham), dos bancos en Nueva York, el ABT y el CNB (American Bank and Trust y Century National Bank), la BAS en Bruselas (Banque pour l’Amérique du Sud), un banco en Tel Aviv (Swiss-Israel Bank). Deja en el tintero apostillas más que jugosas relatadas por Gasparini en su libro, al narrar cómo se había valido en su momento Graiver del apoyo del Mossad para destrabar cuentas de Montoneros en Suiza. Información a la cual sólo puede acceder quien la ha vivido.
  • Siguen informando mal los de Clarín, nunca tendrán en la vida oportunidad de hacerlo mejor, pero pareciera que no saben cómo se hace. Es más, temen ser acusados por Héctor Timmerman de “antisemitas”. Ellos, justo ellos, encubridores contumaces de la barbarie sionista y de la conspiración de Buenos Aires. Al poco tiempo de morir Graiver quiebran todos sus bancos. Se evaporan más de 200 millones de dólares. Ya para entonces la OLP le había aconsejado a Firmenich desistir de los servicios del banquero judío, al correr el riesgo de ser estafados. Papel Prensa se pagó con fondos de Montoneros, no lo sabemos, no hay pruebas. No podría ser otra la intención de Néstor Kirchner en la pelea con Magnetto, recuperar lo que le “corresponde” por tradición política, junto con la fantasía del control de los medios y la perpetuación en el poder de una dinastía fascista de izquierda con su apellido.
  • A esta altura del relato y para ir terminando, bueno es consignar que la viuda de Graiver cobra una indemnización por parte del estado argentino, lo hace Alfonsín, de 84 millones de dólares por Papel Prensa. La presión ejercida en estos días por Osvaldo Papeleo, agitando el conflicto, más allá de que se declara antikirchnerista, tiene que ver con la imposibilidad moral y jurídica de su hermana de hacerlo al haber aceptado esa suma de dinero. Igual, siempre se puede ir por más. Convengamos que el ex notero de canal 9 devenido empresario y productor de espectáculos, ex pareja de Irma Roy, anda mal de plata.
  • Creo que el talento de Juan Gasparini es incomparable. Haber sobrevivido el horror de la ESMA, según él , “con respaldo de la suerte el azar la paciencia”, para estar a los pocos años doctorándose en Sociología en Ginebra. Haber sido editado, vendido, publicado, opinando sobre temas en los cuales él había sido justamente algo más que un testigo privilegiado, sin ser por ello poseedor de la más mínima sospecha, todo lo contrario, -sería el colmo que el diario Clarín saliera a desdecir las aseveraciones de un ex corresponsal del medio en Ginebra por años, el riesgo del descrédito y la falta de ética profesional lo opacaría aún más-. Lo único que la falta al Grupo Clarín es ponerse a reconocer que algún periodista que ha pasado por el multimedio ha sido colaborador ad hoc del M 16 británico. Gasparini, como el autor de El Padrino, asegura que en el origen de toda gran fortuna hay un crimen. Morirá como Borges, muy lejos, con mucho frío, en Ginebra, rodeado de fantasmas de banqueros judíos.

-1-

http://www.demodirecta.blogspot.com/

(POSTS DE LOS DÍAS 21 y 22 DE ABRIL DE 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: