Sabbatella, Zabaleta, y los grotescos políticos…

El pacto Sabbatella-Zabaleta

Un Kirchnerista “Co-autor” y uno camuflado de…

MORÓN EN LA MIRA DE LA POLÍTICA DESPIADADA

x PeriodicoTribuna -1-

La decisión de algunos dirigentes encabezados por Juan Horacio Zabaleta de estrechar vínculos con el ex intendente de Morón Martín Sabbatella, ha causado estupor en sectores de la militancia peronista y también entre los dirigentes de los distritos vecinos. Zabaleta se ha entregado sin resistencia, mansamente, ante un adversario que en el 2003 lideró una campaña sucia en su contra que culminó con su estruendosa derrota.

El tema de la droga instalada en aquellos años por el oficialismo, determinó que la mayoría de la población de Morón, comprara esa campaña despiadada del sabbatellismo que finalizó con la derrota de “Juanchi” en aquellos comicios del 2003, que consagraron la reelección de Martín Sabbatella.

En aquellos años una cámara oculta que portaba un militante del Frente, tomó testimonios irrefutables de dos personas que atendían un local político de Castelar, quienes hacían campaña sucia contra Zabaleta.

Sabbatella había sido elegido en 1999, por la desaparecida Alianza, que en el orden nacional llevaba como candidato a presidente a Fernando de la Rúa, quien tuvo que escapar en forma apresurada de la Casa de Gobierno, después de una salvaje represión que dejó un tendal de muertos y heridos en varios ciudades del país, entre ellas lo sucedido en la histórica Plaza de Mayo.

Después de la derrota electoral sufrida por Sabbatella, en las elecciones del 2001, propinada por su ahora socio, es decir Zabaleta, el ahora diputado nacional abandonó en forma rápida el Frente Grande, que era parte de la Alianza y fundó un partido vecinal: Nuevo Morón, al que le luego le agregaron como aditamento Encuentro por la Democracia y la Equidad.

Todos los trabajadores municipales peronistas y no peronistas, tuvieron que soportar durante los primeros diez años de la administración Sabbatella un clima de trabajo por demás hostil, fueron víctimas de todas las persecuciones, tuvieron que soportar junto a los demás trabajadores el pago de los sueldos en cuotas, sin olvidar el drama de los “asimilados”, que fueron castigados por su militancia peronista, que no recibieron aumento en años, que perdieron las categorías que habían supido conseguir, a los que humillaron obligándolos a marcar la tarjeta de entrada y de salida, pero que no les permitían ingresar al lugar de trabajo, en un intento de hacerle intolerable la vida de todos los días, intentando que se sintieran inútiles, que se fueran deslizando hacia la locura..

Todo esto lo olvidó Zabaleta cuando realizó los acuerdos con el sabbatellismo, porque su ignorancia supina no le permite saber lo que sucede en Morón. Zabaleta debería olvidarse de Morón y militar si quiere en Villa Lugano o en Ituzaingó donde vive.

Sabbatella lidera a cuatro diputados que pueden llegar a serle útiles al gobierno en alguna votación, pero por esa simple razón no se puede dejar de lado lo que pasó en los últimos diez años.

Zabaleta que renunció como concejal en el 2003 y repitió la misma historia en el 2009, ignora que los barrios están abandonados a su suerte y que su ahora socio, tan sólo puede exhibir alguna calle modelo y alguna plaza seca. Todo lo demás que se construye en Morón es gracias a la la colaboración del gobierno nacional y provincial.

El pacto entre Zabaleta y Sabbatella se habría concretado en el caluroso mes de enero, no es casual que la mayoría de los consultados prefiere no aportar datos precisos, intentando evitar problemas, de cara a la decisión de Zabaleta y de algunos integrantes del bloque del Frente para la Victoria, que participaron del encuentro con el Monje Negro del ahora diputado nacional, el ex rousselotista y seguidor durantel 20 años del ex senador provincial Horacio Rafael Román, el inefable Diego Spina.

Uno de los que salió a denunciar este pacto lamentable es el diputado provincial del PJ, Gabriel Villegas, quien señaló:”parece que esos peronistas no se sienten heridos con todos los ataques de Sabbatella a intendentes y dirigentes justicialistas de la provincia”. También le exige a los peronistas de Morón que se definan:”que se blanquee sus intenciones, porque pareciera que no son peronista o no le importa traicionar a los militantes”.

Lo cierto este nuevo panorama político en Morón determina que si alguien denosta a uno de los socios, es posible que también quede salpicado su compadre. Ya nada nos asombra, todo es posible.

El año pasado cuando Cristina Kirchner visitó el Hospital de Morón, terminado el acto se dirigió con la comitiva que la acompañaba a encontrarse con jubilados en un club de Haedo, donde anunció un plus de dinero para la clase pasiva, lo que molestó a Sabbatella porque no quería que se hiciera en su territorio.

Zabaleta en esa ocasión invitó a Sabbatella a compartir el acto, pero entonces el ahora diputado nacional rehuyó el convite. Tres meses después podemos decir que las cosas han cambiado. Zabaleta se habría comprometido a realizar gestiones antes los organismos nacionales, para que le sea entregado al Municipio de Morón los terrenos ferroviarios de la calle Rivadavia, que van desde Estrada hasta Pueyrredón, donde el sabbatellismo sueña con realizar el gran negocio inmobiliario. Tan sólo falta ponerle un nombre a la criatura.

Antonio Issetta

-1-

http://www.periodicotribuna.com.ar/6290-el-pacto-sabbatella-zabaleta.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: