SIEMPRE ES POR LA GUITA: “Plata en mano, culo en tierra” (o el mensaje del profesional Néstor Carlos, al amateurismo opositor…)

NÉSTOR (que es Carlos, nunca olvidar!) el mejor discipulo del turco…

En 8 meses, los K Kieren “cerrar” el nuevo esquema de coparticipación… y cerrar a toda la clase política con poder, obvio…

Mientras, la oposición es contemplativa, lírica, o sencillamente…

DUERME…

Néstor al ataque (4): Nueva coparticipación 2012 vs. Plata en mano y culo en tierra
POR EDGAR MAINHARD -1-
Mientras Néstor Kirchner pretende asemejarse a un vendaval, habría que reflexionar sobre qué está ocurriendo y las opciones que vienen. Si el no kirchnerismo reflexionara un poco encontraría que los problemas de Kirchner siguen siendo los mismos, y que el resto consistió solamente en aprovechar la confusión y el casi amateurismo de sus adversarios.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El Partido Justicialista no puede haber cambiado tanto como para desconocer su gran apotegma casi fundacional, cuando Juan Perón, quien llegó al poder gracias al sello del Partido Laborista, decidió crear su propio movimiento. “Plata en mano, culo en tierra”, es la gran verdad fundacional.

¿Qué significa hoy día semejante concepción filosófica?

No hay que esforzarse demasiado para imaginarlo.

Néstor Kirchner ofreció a los gobernadores convocar en 8 meses a una comisión para estudiar las modificaciones al sistema de coparticipación federal de impuestos.

Semejante promesa fue realizada desde Resistencia, Chaco, el jueves 11/03.

De cumplirse el cronograma, la comisión sería designada el jueves 11/11.

Hasta que comenzara a funcionar llegarían las fiestas de fin de año, y luego el verano.

O sea que la comisión comenzaría a trabajar entre marzo y abril de 2011, ya iniciada la campaña electoral. No es un buen tiempo para conclusiones políticas tan importantes.

Sin embargo, en el caso que realmente ocurriese una decisión política de alcanzar conclusiones sería un proyecto de ley para aprobar, probablemente, en el 2do. semestre de 2011 y de cumplimiento en el año fiscal 2012.

Es decir que en Chaco, Kirchner le ofreció a los gobernadores dinero posible -sin certidumbre porque nada garantiza

> que la comisión llegue a conclusiones,

> que exista un proyecto de ley único,

> que el Congreso lo apruebe, ni

> que el nuevo Ejecutivo, que asumiría el 10/12/2011 lo implemente- para el mandato constitucional próximo que muchos creen que no será kirchnerista.

O sea que Kirchner le ofreció a los gobernadores dinero para el próximo mandato presidencial. Le transfirió el problema al sucesor de Cristina de Kirchner.

Esa fue la respuesta de Kirchner al reclamo de dinero de los gobernadores: un anuncio mediático que nada resuelve, y los gobernadores lo saben.

En cambio, modificar el sistema de coparticipación de la recaudación percibida por el denominado Impuesto al Cheque es posible de abordar ya, en la próxima sesión legislativa.

Y es dinero para distribuir a la brevedad.

¿Plata en mano y culo en tierra o promesas futuras inciertas?

Ese es el punto sobre el cual deberían estar trabajando los no kirchneristas, entre quienes hay varios ex gobernadores.

Ahí hay posibilidades concretas de presionar a Kirchner.

A propósito de Néstor, aqui van algunos fragmentos dominicales.

Joaquín Morales Solá en el diario La Nación, con párrafos muy interesantes y casi escandalosos acerca de Francisco de Narváez (¿el del partido Unión Celeste y Blanco pretende ser candidato presidencial neokirchnerista’):

“(…) La verdad es que los opositores no saben ni siquiera cuántos son. Sectores del peronismo disidente sospechan, por ejemplo, que Francisco de Narváez está negociando con el kirchnerismo la reunificación del peronismo. El candidato que venció a Kirchner en junio pasado suele explicar, en efecto, que la Argentina necesita de la reconstrucción del poder y que esa faena sólo la puede acometer el peronismo unificado. Esa reunificación peronista necesita de los sindicatos y del kirchnerismo, sin los Kirchner, repitió en los últimos días.

Felipe Solá se cayó de espaldas cuando el también diputado Alfredo Atanasof, que milita con De Narváez, lo desayunó con una noticia inesperada.

Quiero avisarte formalmente que iniciamos una negociación con el kirchnerismo, le zampó Atanasof.

¿Por qué?, se inquietó Solá.

Mirá, Kirchner sabe que él ya no tiene destino, pero no quiere que Cobos sea el próximo Presidente. Está buscando al tercer candidato, le explicó Atanasof.

Ese es Scioli, le replicó el ex gobernador.

No estoy seguro, le dijo Atanasof.

Dejame darte un anticipo: Kirchner se los comerá crudos a todos ustedes, cortó Solá.

Kirchner les aseguró a gobernadores peronistas, en Chaco, que él no será el candidato presidencial.

Primera coincidencia con Atanasof.

También propuso en su discurso público chaqueño la reunificación del peronismo, incluidos, dijo, los que se han ido.

Segunda coincidencia, esta vez con De Narváez.

Insistentes versiones señalaron en los últimos días que De Narváez se había reunido en secreto con Julio De Vido, con Florencio Randazzo y con Juan Carlos Mazzón, el eterno operador de Kirchner. Voceros inmejorables de De Narváez afirmaron que esas reuniones no existieron, pero es cierto que preexiste una antigua comunicación entre el diputado opositor y De Vido.

Lo cierto es que el peronismo disidente no pudo bajar a la sesión especial de la Cámara de Diputados (en la que Elisa Carrió quedó en soledad) porque las tropas de De Narváez se negaron a acompañar al resto.

Los moderados, les llama a éstos el felipismo.

De Narváez reclamó también una modificación de la actual ley electoral con los votos de todo el peronismo unido en la Cámara de Diputados y en contra del resto de la oposición no peronista.

De Narváez aspira a ser candidato presidencial (sólo se bajaría frente a la improbable postulación de Carlos Reutemann, ha dicho) y quiere ser la expresión de todo el peronismo; por eso necesita al kirchnerismo. Su único y monumental escollo es que tiene un conflicto personal con la Constitución. No es argentino nativo ni sus padres son argentinos.

Carece, en principio, de los requisitos esenciales para ser Presidente.

De Narváez cree que sorteará ese escollo con una relectura de la Constitución por parte de la Corte Suprema de Justicia, que debería resolver su caso, dice, a la luz de los tratados internacionales de derechos humanos.

Sin embargo, es perceptible cierto escepticismo entre varios jueces del máximo tribunal de justicia, porque no hay ningún precedente internacional en condiciones de avalar su pretensión. El mismo requisito argentino existe en casi todo el mundo. (…)”.
Eduardo van der Kooy en el diario Clarín:

“(..) Kirchner especula con ese rigor. Pero también con otras cosas. La siesta del peronismo lo favorece. No le desagrada el protagonismo de Eduardo Duhalde como rival pero le agradan mucho más los mensajes que deja rodar Carlos Reutemann: “Mi candidatura está mas fría que un témpano”, confesó el senador, incluso antes del traspié por lo de Marcó del Pont.

El ex presidente, a la vez, permite que se desgranen promesas en molde de rumor que nadie sabe si algún día cumplirá, pero que fogonean entre su legión de fieles expectativa política. Daniel Scioli recibió la confidencia, varias veces, de que sería el delfín del matrimonio en el 2011, en una fórmula que podría compartir con el gobernador sanjuanino, José Luis Gioja.

Scioli observa varios contratiempos.

Primero: la incidencia popular negativa de cualquier bendición explícita de los Kirchner.

Segundo: el rumbo actual del Gobierno. Kirchner también prometería maquillajes, una vez que se pueda sortear la crisis que abrió el uso inconsulto de las reservas del Central. Ese maquillaje contemplaría el desplazamiento de Amado Boudou. Su reemplazo bascula. Podría ser Débora Giorgi con la fusión, otra vez, de los ministerios de Economía y Producción. Podría tocarle a Diego Bossio, titular de la ANSeS, un preferido de Cristina.

(…) Kirchner hasta pareciera dispuesto a escarbar algún provecho de sus propias desgracias. La pérdida del Senado fue un golpe duro pero el modo heterogéneo como la oposición edificó su mayoría podría redituarle a futuro alguna ventaja. ¿Cuál? La onda expansiva que provocó la semana pasada el paso en falso de la oposición en el Senado se propagó también a Diputados.

Felipe Solá tuvo un intercambio nada amable con Gerardo Morales cuando se encontraron en la Fiesta de la Vendimia. Le reprochó al radical las negociaciones junto a Julio Cobos con el kirchnerismo. Elisa Carrió denunció connivencia y los radicales no la acompañaron en el propósito de derogar y declarar la nulidad del controvertido DNU. Esa relación estalla. Se verá qué pasa esta semana: la oposición no aguantaría, sin efectos más traumáticos aún, otra frustración frente al kirchnerismo.

Solá y Carrió tiran de la misma rienda. Pero el zarandeo pareciera ir deslizando placas inestables de la oposición. El peronismo federal, sobre todo en el Senado, resiste las estrategias que aquel par de dirigentes pergeña en Diputados.

Parece suceder otro fenómeno en el Congreso. Las identidades y las pertenencias políticas se diluyen. En un Senado de 72 integrantes hay más de 20 bloques, que a la hora de votar se agrupan en dos bandos. Nada que envidiarle a la Legislatura porteña. La paridad de fuerzas, además, induce a que muchos legisladores intenten elevar la cotización de su voto. La oposición ya lo padece y el kirchnerismo tampoco está exento de ese riesgo. Será cuando llegue el tiempo de pensar en la sucesión de los Kirchner.

¿Cómo imaginar el futuro inmediato en un país convertido en campo de batalla de grupos que se disputan sólo fragmentos de poder? Sería aconsejable, por ahora, no imaginarlo. (…)”.
Sergio Suppo en La Voz del Interior, de Córdoba:

“(…) Con nombre y apellido: hasta que el gobierno de Cristina y Néstor Kirchner termine de cerrar su largo round por el uso de reservas del Banco Central para pagar deuda externa, la administración de Juan Schiaretti no contará con el acuerdo de refinanciamiento federal de la deuda cordobesa.

No somos los únicos. Todas las provincias saben que no habrá PAF (Programa de Asistencia Financiera) mientras no termine el lío con la oposición”, dicen quienes escuchan todos los días los lamentos del gobernador.

La espera no será eterna, pero no hay humano que pueda predecir su duración. Detrás del gobernador y sus necesidades, se multiplican los intendentes de cada pueblo y ciudad aguardando un desenlace que les permita imaginar qué harán.

“Ya sabemos que no tendremos fondos nacionales para las obras grandes que nos prometieron hasta que ellos sepan cuánta plata tendrán para repartir”, reconocen en el equipo del intendente Daniel Giacomino.

En estas tierras, también se ilusionan con la posibilidad de que la oposición logre aprobar la coparticipación plena del Impuesto al Cheque. “Sería cartón lleno para nosotros que se reglamente el reparto equitativo de los ATN (Aportes del Tesoro Nacional)”, dicen en la Casa de las Tejas.

Schiaretti y Giacomino eligieron no meterse en la pelea que cubre de sinsentidos los pasos del Gobierno nacional y del diverso y contradictorio conglomerado opositor.

(…) “Debemos prepararnos para que esta gente quiera adelantar las elecciones y correr los tiempos para principios del año que viene”. Es la conclusión que ahora repiten, letra más o menos, los hombres de Schiaretti.

En la Casa de las Tejas, aconsejaron mirar el almanaque para establecer qué domingo de marzo de 2011 (6, 13, 20 ó 27) Néstor Kirchner apuntará para buscar su elección para un nuevo mandato.

En ese caso, afirman en la Gobernación, el sucesor de Schiaretti se conocerá una vez que los argentinos hayan elegido nuevo Presidente. Como en 2007, el peronismo cordobés buscará un escenario propio y distinto en los todavía lejanos setiembre u octubre de 2011.

Schiaretti no romperá con el kirchnerismo en tanto su gobierno dependa de los millones de la Casa Rosada, pero no acortará más distancia que lo necesario.

Tengo que gobernar, no haré política partidaria”, responde el gobernador cuando le preguntan sobre el regreso de Kirchner a la conducción del PJ y la solitaria presencia cordobesa del villamariense Eduardo Accastello en la ceremonia realizada en el Chaco.

Schiaretti alienta la aparición de una nueva generación de dirigentes en el PJ, que todavía tarda en ser conocida como única alternativa a la posibilidad de que José Manuel de la Sota decida finalmente no ser candidato peronista.

“El peronismo de Córdoba bancaría cualquier candidato menos uno impuesto por Kirchner”, dice su gente, sin tomarse el trabajo de nombrar a Accastello. (…)”.
Eugenio Paillet en La Nueva Provincia, de Bahía Blanca:

“(…) Unos y otros aseguran que hay que apoyar en el Congreso el proyecto de ley de la oposición sobre la coparticipación del impuesto al cheque. Según las fuentes, sólo Daniel Scioli y el dueño de casa, Jorge Capitanich, se habrían mantenido al margen de esos conciliábulos y de esas pretensiones.

Kirchner pareció cazar el vuelo esos amagos de rebelión bajo cuerda y sacó de la galera el anuncio de la creación de una comisión que debería estudiar un proyecto de nueva ley de Coparticipación Federal, a la que siempre denostó durante todos estos años, con el argumento de que la plata hay que manejarla desde la Nación y no dejar que permita a los gobernadores moverse con mayores grados de autonomía política e independencia económica.

Lo primero es lo primero: el fundador del partido que los cobija acuñó aquella frase según la cual si de lo que se trataba era de entretener a los reclamantes, para, finalmente, nunca llegar a nada concreto, lo mejor que había que hacer era formar una comisión para que analice el tema en cuestión.

Luego, el pase de magia intentó salir al cruce de ese estado deliberativo por un caso puntual, como es el del reparto de los fondos con los estados del interior, pero que de algún modo leyó como lo que es: un amago de rebelión a su autoridad y a su rigor de palo y billetera que lo ha acompañado desde 2003 a la fecha.

Se cuenta, además, que la reacción del santacruceño frente a esos escarceos no se hizo esperar.

En una reunión con el grupo de gobernadores que participaron del acto del Chaco, al pie del palco, de la que fue testigo un importante ministro del gabinete nacional, Kirchner amenazó a quienes apoyaran aquel proyecto sobre el impuesto al cheque con cortarles “ahora mismo” el grifo de los fondos que reparten la Tesorería y el Ministerio de Planificación y hasta los ATN que administra el Ministerio del Interior.

Ese gesto, tal vez, fue el que hizo decir, en las últimas horas, a Florencio Randazzo que la iniciativa para coparticipar el cheque no pasará el Senado y, menos, la cámara de Diputados, porque los gobernadores oficialistas y sus diputados en el Congreso no apoyarán la medida. (…)”.
José Luis Toso en el diario Los Andes, de Mendoza:

“(…) Comentan que el Gobernador, conocedor de los secretos coparticipables en virtud de su anterior paso por la comisión de Hacienda del Senado, hizo llegar al jefe de los senadores oficialistas, Miguel Pichetto, la sugerencia de que más que perder tiempo en la discusión del impuesto al cheque lo conveniente era plantear a los gobernadores de provincia la posibilidad de sentarse de una vez por todas a discutir la Coparticipación, asignatura pendiente de la dirigencia política desde hace muchos años, ya que la Constitución de 1994, en una de sus disposiciones transitorias, ordenaba reglar un nuevo régimen  de reparto antes de que finalizara 1996.

Esta ahora llamada “variante Jaque” fue tomada por Néstor Kirchner para producir otro brusco viraje que acomodara sus planes inmediatos y futuros. El nuevamente presidente del Partido Justicialista lanzó el desafío de convocar a los gobernadores para plantear la revisión de la Coparticipación.

Se dice que en esa jugada podría llegar a tener una participación muy activa el titular del Ejecutivo mendocino. Sería para el malargüino un argumento importante para alejarse un tanto de la presión provincial y una forma elegante de colocarse en la vidriera nacional. No son pocos los que comentan que si el futuro gobierno nacional también es peronista (no sólo kirchnerista), Jaque podría tener un cargo asegurado.

¿Verdad o mentira? En realidad, la posible decisión oficialista de pasar por alto el capítulo del impuesto al cheque para recalar en el debate del postergado régimen de coparticipación federal de impuestos, genera mucha desconfianza en la oposición. En lo primero que se piensa es en la necesidad que tiene el kirchnerismo de evitar una derrota importante en el Congreso luego del alivio que significó casi haber ganado la batalla por Marcó del Pont, la titular del Banco Central, además de estirar los tiempos…

Si, como aseguraron, las senadoras Latorre y Bongiorno siguen del lado de la oposición y demuestran que sólo adhirieron al kirchnerismo para sostener a la presidenta del Central, la modificación de la distribución del impuesto al cheque estaría ya sellada y con la posibilidad de sumar algunas adhesiones de las mismas filas kirchneristas, entre senadores a los que les costaría mucho votar en contra de la ayuda que necesitan las asfixiadas provincias a las que representan.

Uno de los que más sufrió con esas dudas es el mendocino Adolfo Bermejo, al que el fracaso de la sesión del jueves por falta de quórum le permitió estirar por unos días más su reflexión sobre la postura a adoptar.

Para colmo, su sector interno en el peronismo, el Azul, que lidera el “Chueco” Mazzón, sigue del lado de los Kirchner en el orden nacional, pero en Mendoza quedó mal parado luego de la dura derrota electoral del 28 de junio y en estos momentos se vislumbra en el gobierno de Jaque una importante embestida sobre cargos y organismos en poder de dirigentes de esa corriente interna. (…)”.
Mauricio Maronna en el diario La Capital, de Rosario:

“(…) Nadie debería sorprenderse por el nuevo giro de Roxana Latorre, quien ya le hizo besar la lona a Carlos Reutemann en agosto del 2009 con una firma relámpago que le dio luz verde a las facultades delegadas. Candorosamente —otra vez—, muchos tomaron como reales los dichos de Latorre: “Me equivoqué”, había revelado a La Capital .

La mujer —a la que el Lole hizo dos veces senadora— le pateó el tablero a muchos pero logró lo que otros ansían en voz baja. “Hay que darles a los Kirchner una puertita de salida para que tomen un poco de aire”. Para este diputado nacional, “es imposible doblegar a Néstor con (el senador radical) Gerardo Morales y su séquito. Son muy boludos”.

Algo de razón hay en la poco diplomática frase del informante: en medio de una pelea a todo o nada, Morales se metió en la boca del lobo para negociar con Miguel Pichetto (el duro) y José Pampuro (el diplomático ex cebador de mates de la familia Duhalde). Se sabe cómo termina un duelo entre caperucita y el lobo.

Los senadores deberían hacer terapia de grupo para conciliar sus posiciones, pero antes que eso tendrían que evitar caer en las ratoneras que le planta el kirchnerismo. Para descender al barro K carecen de energías y voluntad, por lo tanto la utilización de esos métodos los hace naufragar en aguas fétidas. ¿Por qué no dejaron hablar a la torpe Mercedes Marcó del Pont en su visita a la comisión de Acuerdos? Deberían haber dado el debate en el recinto aunque los números los hicieran perdidosos.

Del Pont tiene el boleto picado desde el mismo momento en que se le rechazó el pliego. Es la única titular del Banco Central de la democracia que ejerce esa función sin placet legislativo. Deberían darse cuenta los candorosos opositores que es será imposible negociar todos y cada uno de los proyectos con figuritas y figurones que hacen valer su voto demasiado caro.

Tampoco es novedad la repentina falta de “entusiasmo” de Reutemann, quien juega el juego que mejor juega y que más le gusta: victimizarse. Aquella vez en que Latorre lo puso en ridículo con la firma de marras, el Lole mando a que se meten su candidatura presidencial en el medio de un lugar en el que no entra el sol. Ahora le dijo a Luis Novaresio que está “desentusiasmado”.

Sin el cuero duro que se necesita en política, hay Kirchner & Kirchner para rato.”

-1-

URGENTE24.COM

ENLACE:

http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews%5Btt_news%5D=138308&cHash=cb5e683089

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: