LIQUIDACIÓN DE LAS RESERVAS DEL BCRA: COMPARTIR BOTÍN CON LOS EX-NINGUNEADOS GOBERNADORES

Era lógico: Si no puedo todo, me asocio para llevarme la mayor parte…

Cediendo un poco, lo K van al negocio.

Arriesgada jugada de los gobernadores que pueden ser estafados con algún veto selectivo.

El proyecto Verna, que en definitiva, es “100% PJ”…

x Urgente24 -1-

La Argentina ha perdido demasiado tiempo y energía por el capricho de los Kirchner quienes, al verse encerrado y 48 horas después de haber enviado al pelele Florencio Randazzo a negar que se negociaría, terminó aceptando lo más lógico en un país ‘bananero’ como la Argentina: dilapidar las reservas del BCRA en sociedad con los gobernadores.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Peronistas y radicales, oficialistas y opositores, por igual, siempre coincidieron en utilizar las reservas del Banco Central para financiar el cada vez más elevado déficit fiscal, aún cuando se acelerase la inflación (comprar reservas con emisión monetaria es inflacionario). La diferencia entre los Kirchner y el resto es que el matrimonio no quería compartir ese dinero, probablemente porque su agujero fiscal es más importante del que anuncian, y porque racionar el dinero al resto es una forma de controlarlos.

Para no compartir las reservas, los Kirchner estuvieron dispuestos a pagar cualquier costo político: desde perder un presidente del Banco Central y un procurador del Tesoro hasta llevar a las instituciones a un conflicto de poderes muy peligroso.

De todos modos, los Kirchner no consiguieron su objetivo, y tendrán que compartir las reservas del BCRA con los otros protagonistas de las finanzas federales. De todos modos, los kirchneristas hacen otra lectura de lo ocurrido: “Si hubiésemos coparticipado las reservas desde el inicio, nos hubiésemos quedado con la parte del ratón pero ahora, al menos, conservamos la porción del león”.

Pamplinas. Perder un presidente del BCRA y un procurador del Tesoro por un amague resultaría, de ser cierto, un error político considerable.

Luego, una reflexión: Chile no apeló a las reservas del Banco Central para iniciar su reconstrucción pero la Argentina pretende utilizarlas para cubrir déficit fiscal sin obligarse a recortar el excedido gasto público. Hay un problema de mentalidad en los dirigentes políticos de los partidos mayoritarios, quienes creen que el gasto público es de crecimiento infinito porque no reparan en los derechos de los contribuyentes. Además, ellos minimizan la inflación producto de emisión monetaria sin respaldo.

48 horas después de haber obligado al ministro pelele (Florencio Randazzo, de Interior) a negar cualquier posibilidad de negociación, Cristina de Kirchner anunció: “Después de días y días de discusión, se presentó un proyecto de ley en el Senado para crear el Fondo de desendeudamiento, que está firmado por los senadores de la provincia de La Pampa. Y lo más importante son los fundamentos, que son los mismos que tuvo el Poder Ejecutivo para tomar la decisión”.

Cara de piedra la de la Presidente al anunciar que el Ejecutivo Nacional enviará un proyecto de ley sobre pago de deuda con reservas del Banco Central: “Ahora llegó el momento de dejar de lado los adjetivos calificativos y mirar la historia. Lo bueno es que vamos a poder debatir con altura la mejor forma de desendeudar el país. Yo quiero centímetros en la historia, no en los diarios”.

El Frente para la Victoria lucía resignado a que el DNU que anunció la Presidente en la Asamblea Legislativa fuese rechazado por la oposición.

El Frente para la Victoria amenazó, extorsionó, cuestionó… y terminó marchando hacia lo obvio.

“Es un camino muy interesante que demuestra una voluntad política de los senadores de La Pampa de poder pagar con reservas la deuda que este gobierno no contrajo”, dijo Miguel Ángel Pichetto, sobre el proyecto del peronista pampeano Carlos Verna para crear el Fondo de Desendeudamiento Argentino.

De mantenerse inflexible la oposición, esto hubiese ocurrido antes, probablemente.

Ahora habrá un proyecto de ley que contemple los intereses del Ejecutivo Nacional y de las provincias para la utilización de las reservas del BCRA y de los recursos presupuestarios que debían utilizarse para afrontar deuda soberana y ahora serán aplicados a otros menesteres.

La estrategia kirchnerista contempla que el miércoles 10/03, ingresen a la Bicameral los decretos que faltan que ordenaron el pago de la deuda con los fondos del Banco Central, los cuales tomarían estado parlamentario recién el lunes 15/03.

A partir de ese día, la comisión tiene 48 horas para debatirlos, tiempo que será “aprovechado” por el oficialismo para redactar el nuevo proyecto.

Entre las “herramientas” del oficialismo se incluye la posibilidad de no dar quórum para que la Bicameral sesione y derogue los decretos.

Adolfo Rodríguez Saá y Carlos Verna mucho cuestionaron al radical Gerardo Morales, quien dijo a viva voz que en representación de toda la oposición negoció con el kirchnerismo un acuerdo para destrabar el conflicto por el uso de reservas.

Verna fue quien más enojado estaba con Morales y se lo hizo saber a Rodríguez Saá, quien, antes de ingresar al Senado, desconoció el acuerdo PJ-UCR.

Pero nada hay que temer. Presionando, se les gana a los Kirchner.

Lo de coparticipar la recaudación del ‘impuesto al cheque’ fue letal. Probablemente los Kirchner desempolvaron el proyecto del pampeano Carlos Verna para que el jueves 11/03 la oposición no avanzara en una iniciativa que pondría en evidencia las grietas entre los Kirchner y muchos gobernadores.

En definitiva, los Kirchner han cedido algo aunque es posible que estén imaginando cómo borrar con el codo lo que acaban de escribir de puño y letra. Habrá que estar atentos.

Aqui va un borrador del proyecto de Fondo de Desendeudamiento que Urgente24 anticipó el 02/03 (texto que había sido consensuado ya 48 horas antes que Cristina de Kirchner se despachara con su DNU de la discordia ante la Asamblea Legislativa. Todo ha sido muy inútil. Los Kirchner no solamente atrasan sino que también extenúan):

FUNDAMENTOS DE LA LEY DESENDEUDAMIENTO Y ESTABILIDAD FEDERAL

El Decreto Nacional Nº1599/2005, ratificado por la Ley Nº26.076 y sus modificatorias, establece que el concepto de reservas de libre disponibilidad del BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA surge de la determinación de un nivel de reservas que es considerado óptimo.

Que hay dos enfoques diferentes para estimar el nivel de reservas óptimo. Por un lado el enfoque comercial y financiero, que data de comienzo de los primeros años `70 y determina el nivel óptimo de reservas y por ende también las reservas excedentes a partir de diversos indicadores como base monetaria / reservas; reservas / importaciones; reservas / exportaciones; reservas / circulante; reservas /  circulante + depósitos a la vista; deuda / reservas; vencimientos de deuda / reservas; etc.

Que por otro lado está el enfoque costo – beneficio, que la teoría económica desarrolló luego de la secuencia de crisis cambiarias y financieros de los años ‘ 90 (México `94; Asia `97; Rusia `98; Brasil ´99; Argentina 2001/2002).

Que el enfoque costo beneficio calcula el nivel óptimo de reservas y por ende las reservas de libre disponibilidad teniendo en  cuenta una numerosa cantidad de variables, como: i) la probabilidad de un ataque especulativo contra la moneda; ii) las chances de perder todas las reservas; iii) la demanda de dinero del mercado doméstico: iv) la predisposición de los agentes por correr contra el sistema financiero; v) la volatilidad de los flujos de capitales; vi) la proporción del consumo y de la inversión con respecto al producto y; vii) la política fiscal y la rigidez a la baja del gasto público.

Que el enfoque costo – beneficio se ajusta mejor a la economía argentina ya que, a diferencia del comercial y financiero, considera un conjunto de variables muy relevantes para la “salud macroeconómica” de nuestro país, que no pueden ser ignoradas.

Que, en la Argentina, históricamente hay una demanda de dinero débil, los agentes económicos presentan una elevada predisposición de correr contra el sistema financiero, la política fiscal termina siendo deficitaria y el gasto público crece exponencialmente.

Que el enfoque costo – beneficio  determina que el BCRA debe guardar el nivel de reservas óptimo muy superior al que sugiere el enfoque comercial / financiero, por lo que las reservas de libre disponibilidad del BCRA serían, en realidad, muy inferiores a lo sugerido por la legislación vigente.

Que la legislación argentina considera que las reservas óptimas son aquellas que respaldan el 100% a la base monetaria y que por ende toda la reserva que exceda dicho nivel es considerada reserva de libre disponibilidad.

Que la legislación vigente incurre en una subestimación del nivel de reservas óptimo y, por ende, en una sobrestimación de las reservas excedentes.

Que la legislación vigente no sólo subestima el nivel de reservas óptimo y sobrestima las reservas excedentes, sino que incurre en un error al tener en cuenta las reservas brutas en lugar de las reservas netas.

Que las reservas brutas no están todas disponibles para respaldar a los pasivos monetarios del BCRA, ya que la autoridad monetaria también tiene deuda en dólares que debe ser descontada del total de divisas reflejadas en el activo.

Que el BCRA tiene deuda en dólares con los bancos comerciales y con Organismos  internacionales, que tiene que ser deducida de las reservas brutas para obtener las reservas netas.

Que el proyecto elevado establece que siempre que resulte de efecto monetario neutro, las reservas de libre disponibilidad podrán aplicarse al pago de obligaciones contraídas con organismos financieros internacionales.

Que es de interés primordial del ESTADO NACIONAL honrar en tiempo y forma con sus obligaciones de deuda y cumplir con el Programa Financiero 2010.

En este sentido, sólo excepcionalmente y por única vez se autoriza al BCRA a ampliar el financiamiento del Gobierno Nacional por la suma de US$6.569 millones, para atender el pago de los servicios de la deuda financiera del ESTADO NACIONAL, con agentes privados durante el ejercicio 2010.

Que en 2009 el Consolidado de PROVINCIAS habría cerrado el Ejercicio Fiscal con déficit financiero cercano a los $9.000 millones (-0.8% del PIB), y un déficit primario de $5.800 millones (-0.5% del PIB).

Que en 2010, aún cuando se espera la recuperación de la economía, la inflación creciente repercutirá en el gasto público provincial de la mano de la actualización de los salarios y el mayor peso del gasto en personal en las finanzas provinciales, dando como resultado una profundización del déficit fiscal.

Que paralelamente, las provincias presentarán abultados servicios de la deuda pública, cuyo principal acreedor es el GOBIERNO NACIONAL.

Que a fines de 2009 el stock de deuda del  Consolidado de Provincias con el Gobierno Nacional ascendería aproximadamente a $69.500 millones, endeudamiento que incluye las deudas con el FONDO FIDUCIARIO PARA EL DESARROLLO PROVINCIAL (FFDP) – en concepto de BOGAR 2018, Programa de Asistencia Financiera (PAF), Programa de Financiamiento Ordenado (PFO)-, otras deudas con el FONDO FIDUCIARIO FEDERAL DE INFRAESTRUCTURA REGIONAL (FFIR), BODEN 2011 Y BODEN 2013 bajo el PROGRAMA DE UNIFICACION MONETARIA (PUM), y la deuda con ORGANISMOS INTERNACIONALES; entre otros.

En 2010, el conjunto de estas deudas financieras presentaría servicios totales por $9.570 millones, $2.230 millones de intereses y $7.340 millones de amortizaciones de capital, para el Consolidado de Provincias y Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, quien a su vez presentaría un déficit primario de $9.000 millones.

Que en un escenario de profundización de déficit fiscal, las Provincias necesitan de fuentes alternativas de financiamiento para atender los servicios de la deuda y continuar la presentación de los servicios básicos del Estado.

Que las provincias resultan acreedoras del Gobierno Nacional en tanto existe un importante volumen de recursos acumulados y no asignados a las Provincias en concepto de FONDO DE APORTES DEL TESORO NACIONAL (ATN), durante los ejercicios 2003 al 2009.

Que este Fondo, creado por Ley Convenio Nº 23.548 en 1988, tiene por objeto atender situaciones de emergencias y desequilibrios financieros de los Gobiernos Provinciales.

Este FONDO se conforma de la siguiente manera:

> 1% del total de la masa neta de coparticipación a distribuir entre la Nación y las Provincias.

> 2% de la recaudación del Impuesto a las Ganancias según la Ley Nº 24.073.

> $20 millones anuales correspondientes a la recaudación del Impuesto a las Ganancias según Ley Nº 24.699.

> 1% del 93,7% de la recaudación del Impuesto a los Bienes Personales según Ley Nº24.699.

En términos concretos, este FONDO representa en promedio, el 3% del total de recursos distribuidos en forma automática a las provincias.

En los últimos años, el destino de los ATN fue divergiendo en forma creciente de los objetivos previstos al momento de su creación. Actualmente, la mayor parte de los ATN son destinados a financiar gastos del Tesoro Nacional, dejando relegada las necesidades financieras provinciales y/o la atención de situaciones de emergencia.

Entre 2003 y 2009, los fondos acumulados por el Ministerio del Interior sumarían un valor cercano a los $9.213 millones, de los cuales $8.313 millones no  fueron distribuidos, o sea, permanecen en las cuentas del Tesoro Nacional.

En igual período, las transferencias de ATN a las provincias sumaron $901 millones. En otras palabras, de los $9.213 millones que integraron el Fondo en los últimos 7 años, se remitió a las provincias sólo el 9,8%.

La compensación de estas deudas con las acreencias del FONDO DE APORTES DEL TESORO NACIONAL, permitiría al GOBIERNO NACIONAL liberar en parte los recursos asignados al PROGRAMA DE ASISTENCIA FINANCIERA (PAF) 2010,  que de acuerdo a la Ley Nº26.546 de Presupuesto Nacional para el presente ejercicio, alcanza a $11.870 millones.

PROYECTO DE LEY DE DESENDEUDAMIENTO Y ESTABILIDAD FEDERAL

ARTÍCULO 1º – Sustitúyanse los Artículos 4º, 5º y 6º del Decreto Nº 1599/2005, ratificado por Ley Nº 26.076  y sus modificatorias, los que quedarán redactados del siguiente modo:

“ARTICULO 4º.- Las reservas netas del BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA en oro y divisas extranjeras son las que quedan afectadas a respaldar hasta el CIEN POR CIENTO (100%) de la base monetaria, que surgen de deducir la deuda en dólares del BCRA con los organismos internacionales y los bancos del sistema, que tienen depósitos en dólares en sus cuentas corrientes en la autoridad monetaria de las reservas brutas. Cuando las reservas se inviertan en los depósitos, otras operaciones a interés, o a títulos públicos nacionales o extranjeros pagaderos en oro, metales preciosos, dólares estadounidenses u otras divisas de similar solvencia, su cómputo a los fines de esta ley se efectuará a valores de mercado.

“ARTICULO 5º.- El BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA deberá reflejar en su balance y estados contables el monto, composición e inversión de las reservas, por un lado, y el monto y composición de la base monetaria, por otro lado. A su vez, el BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA deberá reflejar en su balance y estados contables el monto y composición de su deuda en dólares con organismos internacionales y entidades bancarias y financieras del sistema. Las reservas que excedan el 100% de la relación entre las reservas netas del BCRA y la base monetaria, se denominarán reservas de libre disponibilidad.

“ARTICULO 6º.- Los bienes que integran las reservas mencionadas en los artículos anteriores son inembargables, y pueden aplicarse exclusivamente a los fines previstos en la presente ley. Las reservas, hasta el porcentaje establecido en el artículo 4º, constituyen, además, prenda común de la base monetaria. La base monetaria en pesos está constituida por la circulación monetaria más los depósitos a la vista de las entidades financieras en el BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA, en cuenta corriente o cuentas especiales.

Siempre que resulte de efecto monetario neutro, las reservas de libre disponibilidad podrán aplicarse al pago de obligaciones contraídas con organismos financieros internacionales.”

ARTÍCULO 2º –  Las utilidades del BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA que podrán ser giradas al GOBIERNO NACIONAL son las efectivamente realizadas, que surjan del cobro efectivo de ganancias de tasas de interés, de ganancias efectivizadas por operaciones de mercado abierto entre divisas y/o de la compra y venta efectiva de activos financieros del ejercicio fiscal anterior. El BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA no podrá financiar AL GOBIERNO NACIONAL con utilidades contables y/o devengadas, que surjan de la registración contable de ganancias por diferencias de cambios y/o por cambios de valor de sus activos financieros.

ARTÍCULO 3º –  Autorícese al BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA, sólo con carácter excepcional y por única vez, a ampliar el financiamiento al GOBIERNO NACIONAL por la suma de US$6.569.000.000 (DOLARES ESTADOUNIDENSES SEIS MIL QUINIENTOS SESENTA Y NUEVE MILLONES), como garantía del pago de los servicios de deuda financiera del ESTADO NACIONAL con agentes privados a vencer durante el ejercicio 2010.

ARTÍTULO 4º – Compénsese los servicios de intereses y amortizaciones la deuda financiera de las PROVINCIAS y el GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES con el GOBIERNO NACIONAL, cualquiera sea su origen, que venzan durante el Ejercicio 2010, con los recursos acumulados y no asignados a las mismas en concepto del FONDO DE APORTES DEL TESORO NACIONAL creado por la Ley Nº23.548.

Los montos adeudados del FONDO DE APORTES DEL TESORO NACIONAL serán determinados por JURISDICCION conforme a los Índices de Distribución Secundaria de la Ley Nº23.548, en sus artículos 3º inciso c) y 4º, incluido la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, y corresponderán a los saldos acumulados y no distribuidos en el FONDO durante los Ejercicios Fiscales 2003 al 2009, inclusive, y actualizados por el COEFICIENTE DE ESTABILIZACIÓN DE REFERENCIA (CER).

La participación del GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES en el total de recursos no distribuidos en concepto del FONDO DE APORTES DEL TESORO NACIONAL definido en el párrafo anterior, será del 1,40% (UNO CON CUARENTA POR CIENTO), conforme su participación en la masa de recursos coparticipables que le corresponden al GOBIERNO NACIONAL por el Decreto PEN Nº705/2003. Dicho monto será afrontado con los recursos de Rentas Generales del GOBIERNO NACIONAL.

Una vez determinados dichos saldos por JURISDICCIÓN, deberán deducirse los montos de APORTES DEL TESORO NACIONAL efectivamente percibidos por las JURISDICCIONES durante el mencionado período.

Las JURISDICCIONES cuyes acreencias con el GOBIERNO NACIONAL en concepto de APORTES DEL TESORO NACIONAL no distribuido, resulten superiores a las obligaciones emergentes de los servicios de la deuda financiera correspondiente al año 2010, recibirán los montos a favor antes del 31 de Diciembre de 2010.

Facúltase al MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PÚBLICAS a realizar todos los actos necesarios a fin de instrumentar lo establecido en el presente artículo.

ARTÍCULO 5º – Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: