DEROGAR UN DNU, PARA DECRETAR OTRO… LA ESTAFA PERMANENTE DEL KIRCHNERISMO (boquetero)

DNU, PARA LOS IDIOTAS QUE APLAUDEN EN EL CONGRESO (MIENTRAS TE LA MANDAN A GUARDAR EN LA ROSADA…)

¿HAY LÍMITES PARA LA IMPUNIDAD K?

En un País como el nuestro, ya no existe el asombro.

La presidentA, ahora, acomete la “derogación” de un DNU, para dictar otro “DNU” en el mismo sentido (gastar la plata que no puede gastar)

Mientras suenan las cansadoras diatribas, “Alí Néstor” y sus cuarenta amigos, boqueteaban el Central…

¿Hasta donde avanzará el cinismo  y la miseria institucional del matrimonio presidencial?

¿Existe algún límite? Hablamos de límite moral, ético, legal, de algún órden

¿O nos tenemos que conformar con vivir en el caos institucional de este “Far West” trucho y patagónico?

Leer nota recien editada por LaNación -1-

X LANACIÓN -1-

x Carlos Pagni

“El nuevo récord de Cristina”

Cristina Kirchner debió derogar el decreto de necesidad y urgencia que había creado el Fondo del Bicentenario y sustituirlo por otro, menos ambicioso, restringido al pago de los vencimientos de deuda de este año y controlado por una comisión bicameral “ad hoc” del Poder Legislativo.

La señora de Kirchner cometió una picardía que, a esta altura, está confundiendo a varios distraídos. Mencionó que, en sustitución del que derogaba, firmó un decreto simple y otro “en acuerdo general de ministros”. Este segundo es el innombrable DNU. El decreto simple fue emitido para pagar la parte de la deuda que corresponde a organismos internacionales -una ley promovida por su esposo le permite evitar el DNU en este caso- y el decreto firmado “en acuerdo general de ministros” o DNU autorizaría el uso de reservas para saldar deudas comerciales.

La decisión de la Presidenta es el resultado de dos datos principales: la información, que le proveyeron el viernes por la tarde, de que el DNU del Fondo sería anulado pronto por las cámaras, y la negativa a obtener los mismos objetivos por medio de una ley. Esta segunda salida obligaría a repartir los recursos con las provincias, lo que asegura un menor grado de disciplina de los gobernadores e intendentes respecto de la Casa Rosada. Síntesis: hoy el Gobierno pagó un costo para evitar una derrota legislativa y otra fiscal.

La nueva elusión del parlamento prolongará la discusión. Sobre todo porque sobre esta operación pesa un antecedente problemático: cuando Néstor Kirchner, patrono y guía de la actual administración, decidió saldar por adelantado la deuda con el Fondo Monetario Internacional, lo hizo mediante una ley ?aunque el trámite, es verdad, comenzó también con un decreto–. El DNU, en términos jurídicos, no financieros, hubiera sido más justificado en aquel caso, ya que el acreedor era un organismo multilateral. Es decir, no se trataba de operaciones comerciales susceptibles de que los recursos sean embargados.

Al crear una bicameral que controle el destino de los fondos, el Gobierno aspira a atraer al radicalismo para la aprobación del nuevo decreto. En la UCR están especialmente preocupados porque el uso de las reservas no sirva para evitar a la actual administración un ajuste fiscal. O, dicho de otro modo, para imponérselo a la próxima.

En la Coalición Cívica son más estrictos. Allí -la voz cantante en esta materia es la de Alfonso Prat-Gay- sostienen que el Congreso ya autorizó -en el presupuesto, como la Presidenta reconoció hoy-, fondos corrientes para saldar los pasivos para los que se aplicarían las reservas. Seguirá, entonces, la polémica, que tal vez ahora divida a la oposición.

El anuncio de la señora de Kirchner encierra una paradoja interesante. Ella se quejó durante el mensaje de hoy de que los diputados vayan a los tribunales para bloquear sus iniciativas. Tiene razón: es un movimiento, por lo menos, heterodoxo. Salvo que se advierta que en su origen está una anomalía más grave. El Poder Ejecutivo no llamó a sesiones extraordinarias e ignoró al Congreso sirviéndose de un DNU cuando correspondía impulsar una ley. Hoy volvió a hacerlo. Y, como a ella le gusta consignar, batió un nuevo record: es la primera vez que un presidente inaugura el período de sesiones parlamentarias anunciando un decreto de necesidad y urgencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: