Una sociedad enferma (un caso de tortura animal)

perro colgado

Matar un perro estrangulándolo…

¿Que le pasa a una sociedad que tolera que una persona estrangule a un perro y lo cuelgue vivo? ¿En que nivel de violencia se detiene lo que nos está pasando?

Leer más

x http://www.lasemana.com

El grupo C.A.S.A denunció a una vecina que ahorcó a su perra en el patio de su casa. Lo hizo delante de su hija de cuatro años, pese a los gritos de una testigo que la sorprendió durante el hecho. La causa quedó en manos de la Comisaría local.

El sábado por la tarde María Alejandra Sancho visitó a una amiga en el barrio La Boca de Capilla del Señor. Aquella cálida tarde invernal no mostraba signos que pudieran predecir lo que sobrevendría a continuación, apenas entró al hogar ubicado sobre la calle Rivadavia.
Alejandra atravesó el umbral de la puerta de entrada, saludó a su amiga y caminó unos pasos hasta la cocina. El silencio era abrumador. De pronto, mientras hilaba los primeros trazos de la conversación, un aullido ensordecedor barrió la calma reinante y sacudió los corazones de las dos amigas.
Los gritos provenían del patio trasero, cuyo fondo posee una visión panorámica del jardín lindero, que pertenece a la propiedad ubicada en Lamadrid Nº 43. Allí se desarrollaba una escena aberrante: la vecina Mariana Gonzalo estaba ahorcando a su perra con un cable ante la mirada de su hija de cuatro años. El animal colgaba de un árbol y agotaba sus últimas fuerzas luchando inútilmente para intentar zafarse del nudo que ajustaba su cuello.
Sancho y su amiga, horrorizadas por lo que acababan de ver, exhortaron a la vecina a bajar la perra, pero la propietaria del animal les respondió con una frase cortante: «Métanse en sus cosas, esta es mi casa y mi perra».
Inmediatamente se comunicaron con el 911 para denunciar el delito, aunque la respuesta no fue del todo satisfactoria. «Nos dijeron que no podían hacer nada porque sólo se trataba de un perro», contó Alejandra Sancho, quien se había ido hasta su casa a buscar la cámara de fotos y la filmadora para registrar lo que estaba sucediendo.
Al regresar, la perra ya había muerto. Su dueña se había asegurado de que ello ocurriese al colgarla en dos oportunidades, luego de bajarla y constatar que aún seguía con vida. «En un momento la vecina la descolgó, pero al ver que todavía estaba viva, la volvió a ahorcar. Estuvo así por tres horas», agregó la denunciante.
Con el hecho consumado, Sancho volvió insistir al 911, pero su reclamo se tropezaría, nuevamente, con una respuesta poco convincente. «Me dijeron que hasta que no se presentara la Protectora de Animales no podían hacer nada. Así que recién el domingo nos tomaron declaración en la Comisaría y recibieron todas las pruebas que teníamos».
La denuncia contra Mariana Gonzalo recayó en la Ayudantía Fiscal de Capilla del Señor y luego pasó a manos de la UFI Nº 2, donde se investigará el delito que prevé penas (ver aparte) de hasta un año de prisión.

La Ley
La Ley Nacional 14.346 de Protección Animal establece en su artículo 3º, inciso 7), que será considerado acto de crueldad con animales «Lastimar o arrollar animales intencionalmente, causarles torturas o sufrimientos innecesarios, o matarlos por el sólo espíritu de perversidad».
Se trata de un delito de acción pública, por lo que puede denunciarlo cualquier persona que presencie un hecho de tal naturaleza. Está reprimido, ya que la Ley tiene carácter penal, con prisión de 15 días a un año. La policía tiene la obligación de recibir las denuncias, por lo que no resulta explicable que en este caso no lo hiciera.

-1-

http://lasemanaya.com

Anuncios

3 comentarios

  1. Si hace eso con un animal indefenso quien no puede dudar que lo pueda hacer con esa criatura que es su hija diciendo que se metan en sus cosas por que es su hija.
    Asi esta nuestra sociedad.

  2. No queda otro camino que denunciarla ante la Justicia. Esperemos que se haga justicia y ademas la condena publica a estos hechos. Resulta que en canada ahora matan focas por deposrte greenpeace lo esta denunciando.

  3. Este perrito, amigo fiel e incondicional, maltratado y asesinado por su propia dueña confirma la maldad y crueldad de los seres humanos enfermos y despiadados.
    ¡Qué ejemplo para la niña! ¡Nadie del entorno familiar pudo hacer nada por este animalito!
    ¿Quién será la próxima víctima de esta señora?
    Si no el perrito le molestaba debió regalarlo o liberarlo. Nadie es dueño de la vida de nadie.
    Espero que esta persona realice un tratamiento médico y responda por el daño que le hizo a un ser vivo.

    Mercedes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: