Los Kirchner compran un hotel cinco estrellas en El Calafate (x U$S 9,5 millones)

Se trata de Alto Calafate, un hospedaje que tiene 4.400 metros cuadrados, 103 habitaciones y cobran hasta$1.200 por noche. Los propietarios son la hija de Alicia Kirchner, Romina Mercado, el apoderado de Lázaro Báez, Roberto Saldivia, y Osvaldo Sanfelice, socio de Máximo K. Aseguran que pagaron U$S 9,5 millones.

x LaPoliticaOnLine -1-

La familia presidencial sigue invirtiendo en El Calafate, y ampliando su negocio en la villa turística que Cristina Kirchner suele definir como su “lugar en el mundo”. Los Kirchner, que inauguraron el hospedaje Los Sauces en 2006, acaban de comprar el hotel Alto Calafate, un cuatro estrellas de 103 habitaciones y 4.400 metros cuadrados que está ubicado en el ingreso a la ciudad, sobre la ruta provincial Nº 11, que la comunica con Río Gallegos, según publica hoy el diario Crítica de la Argentina.

Osvaldo Sanfelice, el hombre que es sinónimo de los negocios inmobiliarios de Néstor Kirchner, Romina Mercado, la hija menor de Alicia Kirchner, y Roberto Saldivia, apoderado del empresario K Lázaro Báez, son los nuevos dueños de Hotesur, la sociedad anónima que compró el segundo hotel más importante en la ciudad que oficia de puerta de entrada al Glaciar Perito Moreno. El flamante directorio de la sociedad que se quedó con el Alto Calafate figura en el Boletín Oficial de la República Argentina del 2 de enero pasado. Fuentes del rubro inmobiliario le dijeron a Crítica de la Argentina que la operación se concretó a fines de 2008 por un monto estimado en nueve millones y medio de dólares. Este diario se comunicó con el hotel para corroborar si los nuevos dueños pagaron esa cifra, pero al cierre de esta edición no había obtenido respuesta.

El presidente de Hotesur es ahora Osvaldo “Bochi” Sanfelice, un ex funcionario provincial que acompaña a Kirchner desde el tiempo en que era gobernador de Santa Cruz. Hasta hace muy poco, Sanfelice sólo era conocido en Buenos Aires por ser el socio de Máximo Kirchner en Negocios Inmobiliarios, la inmobiliaria que se encargó históricamente de administrar las propiedades que la familia presidencial tiene en Río Gallegos desde hace más de treinta años. Negocios Inmobiliarios pasó a un segundo plano en 2006, cuando Néstor, Cristina y Máximo crearon la inmobiliaria Los Sauces.

A fines de 2008, Sanfelice pasó a ocupar un lugar destacado en el mapa de negocios de los Kirchner. Fundó la sociedad anónima Talares de Posadas para realizar obras de ingeniería civil –oleoductos, gasoductos, obras viales, canales, diques y represas– junto a Cristóbal López, el zar del juego patagónico que sembró de casinos y tragamonedas el país en sincronía con la llegada de los pingüinos al poder.

El Alto Calafate se suma al hotel boutique lindero a la residencia de los Kirchner que la familia presidencial inauguró en 2006 también bajo el nombre de Los Sauces. Todas las habitaciones, distribuidas en tres plantas, cuentan con minibar, tevé, calefacción, teléfono con voice mail y Wi-Fi. La simple cuesta 185 dólares la noche, la triple, 260 y la suite Exquisite Design –con living privado, escritorio y cama king size– alcanza 303 dólares. Fue construido entre 2004 y 2005 al pie del cerro Calafate y hoy es considerado el segundo en importancia detrás de La Posada de los Álamos, propiedad de Angélica Girometti de Guatti. La flamante adquisición tiene una de las más admirables vistas de la zona: desde allí pueden contemplarse el Lago Argentino, el cerro y una parte de la ciudad.

El entramado K en el negocio inmobiliario

En este caso, cuenta el matutino, el matrimonio gobernante decidió incluir en el emprendimiento a las hijas de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner. La vicepresidenta de la nueva Hotesur es la abogada Romina de los Ángeles Mercado, hija menor de la ministra y del ex sindicalista Armando “Bombón” Mercado, quien actualmente opera para el kirchnerismo en Catamarca. En sus 33 años, Romina trabajó para la constructora Petersen Thiele y Cruz, el Banco de San Juan –ambos de la familia Eskenazi– y hoy es empleada en la sucursal de Río Gallegos del Banco de la Nación Argentina. Su hermana mayor, Natalia, es la más conocida de las dos porque está a cargo de la fiscalía en El Calafate desde que se creó, en 2005. Las dos figuran en la lista de beneficiados con las tierras que el ex intendente Néstor Méndez otorgó, a un precio de siete pesos con 50 por metro cuadrado, entre 2003 y 2007. La entrega de esos terrenos motivó una denuncia judicial que presentó el año pasado el abogado radical Álvaro de Lamadrid y que recayó en el juzgado de Carlos Narvarte, en el que la fiscal es precisamente Natalia Mercado.

En 2006, Romina dejó de lado el perfil bajo y pidió la destitución del abogado y conjuez federal Dino Zaffrani en el Consejo de la Magistratura por “conducta impropia”. Romina lo acusaba de haber insultado a su madre, la ministra Alicia Kirchner, el día en que la hermana del ex presidente fue agredida en Santa Cruz.

Quizá para que no haya celos entre las hermanas Mercado, el cambio de accionistas en Hotesur también le reservó un sillón en el directorio a Patricio Pereyra Arandía, el marido de la fiscal Natalia Mercado. Pereyra Arandía está a punto de cumplir 34 años y es famoso en la municipalidad de El Calafate porque se dedica al servicios inmobiliarios y suele estar a cargo de los permisos para realizar construcciones en nombre de la familia de su esposa.

El empresario Lázaro Báez, íntimo amigo del ex presidente, no figura en el nuevo directorio de Hotesur, pero sí su apoderado legal, Roberto Saldivia, que representa a Báez y a sus constructoras, Gotti y Austral Construcciones. A fines de noviembre pasado, Saldivia intimó por carta documento a la esposa del ex candidato a gobernador radical Eduardo Costa, Mariana Zuvic, para que ratifique o rectifique un informe sobre las empresas del grupo Báez. Las fuentes consultadas por Crítica de la Argentina coinciden en que Saldivia tiene una trayectoria intachable en materia de derecho pero afirman que hasta ahora no se le conocían antecedentes en el rubro inmobiliario. Sí a su representado.

La nueva asamblea de accionistas incluye a Alejandro Ruiz y a Adrián Berni, un contador de 49 años que declara como actividad principal la venta al por menor de juguetes y artículos de cotillón.

Según consta en el Boletín Oficial, Sanfelice, Mercado, Saldivia, Pereyra Arandía, Ruiz y Berni asumieron como accionistas en lugar de José Carlos Amil López, Jorge Marcos, Jorge Giovanakis, Martín Amil, Susana Rodríguez de Marcos y María Roiz. Los nuevos dueños fijaron domicilio especial en la calle Lavalle 975, piso 4º, de la Ciudad de Buenos Aires, y la certificación de la nueva sociedad fue emitida por la escribana María Bulubasich. Lo dicen los papeles.

-1-

http://www.lapoliticaonline.com/noticias/val/54803/los-kirchner-compran-un-hotel-5-estrellas-en-el-calafate.html

Anuncios

2 comentarios

  1. Amigos:
    Nuestra forma de redacción tiene diferentes vertientes.
    Depende en gran medida, de la formación que cada uno de nosotros ha recibido.
    Pero nos une un denominador común: La Acritud.
    Redactamos, todos por igual, con amargura, con frustración y por ende, con ira.
    Nos distingue, seguramente, la identidad del mecanismo ó el vector para liberar a La Patria de esta chusma K.
    Algunos son partidarios de esforzarse, para intentarlo por los canales de la democracia.
    Otros, entre los que me incluyo, somos más proclives, a procurarlo por las vías de hecho.
    Ya que las de derecho, son tan vulneradas y vulnerables, que interpretamos lo anterior como una mera quimera, insustancial y abstracta.
    Finalmente, existe otro segmento de Argentinos, que no hará nada en lo absoluto, sólo reposar hasta que “las cosas cambien”.
    Son, lo que conocemos como “La Mayoría Silenciosa”.
    Estos Compatriotas, superan en mucho a cualquier facción que esté enderezada en procurar, al menos, una salida.
    Creo adecuado, referirme a ellos, porque en resumidas cuentas, constituyen el grueso de nuestros “enemigos”.
    Los del gobierno son circunstanciales, pasajeros.
    Los de la oposición están dentro de una idéntica sintonía.
    Pero, muchas veces, elegir un blanco selectivo, es bastante desventuroso.
    Mucho más, en el caso de estos “Silentes Conciudadanos”, ya que a su modo participan del rechazo por este sistema prebendario, pero lo exteriorizan con un prudente sigilo.
    Son los taxistas, los comerciantes del barrio, los encargados de edificios y cualquier otro interlocutor casual ó accidental, con los que nos topamos a diario.
    Para circunscribirnos a tratar de encontrar una acepción etimológica, más cabal ó quimicamente pura, con la que tendremos la facilidad de etiquetar a estos silenciosos, debemos partir de la casuística.
    Soy de la opinión que los episodios que acaecieron desde septiembre del 2001, nos pueden brindar una lectura que nos ayudará luego a una interpretación de este pequeño prefacio.
    Para la fecha preindicada, el yrigoyenismo del siglo XXI, por entonces en el poder, encolumnado en la figura de un De la Rúa inconexo, no ignoraba, que la convertibilidad ya era un pandemonium.
    Insostenible, por la caída de reservas.
    Por la falta de competitividad en los precios externos.
    Y finalmente porque esa ficción cambiaria, ya se había introducido en la epidermis de todo el Pueblo.
    Pero, pese a ello, el común de la Sociedad, seguía inmutable los devaneos de una administración que carecía de la más mínima idea de como solucionar ese curioso sortilegio financiero.
    Reapareció Cavallo, y decretó el “Corralito Bancario”.
    Meses después cuando a “chupete” lo erradicaron como ropa con piojos de la Casa Rosada, el humor social en el ámbito financiero se enturbió aún más.
    Rotura de cristales en las vidrieras de las entidades bancarias, obligaron a que esas instituciones, incorporasen las cortinas metálicas, y el ingreso y egreso a las sucursales de los clientes, en forma arbitraria y selectiva.
    Escenas de pugilato.
    Actas notariales de constatación.
    E inmediatamente después: “La Industria del Juicio”
    Acciones de Amparo, interpuestas por los ahorristas ante los Magistrados Federales de todo el País, hicieron posible que gran cantidad de “estafados” recuperaran sus caudales.
    Otros no tuvieron tanta suerte.
    Cientos que requerían de esas compulsivas devoluciones, fallecieron por episodios cardíacos, intervenciónes quirurgicas que no se pudieron realizar y cosas así.
    Un Juez Federal, se granjeó la simpatía de muchos inversores, por la celeridad con la que disponía el reintegro de los fondos bloqueados por los bancos.
    Se apellidaba Silva Garretón.
    Lo que la mayoría ignora, es que este sujeto, a través de un primo suyo y del mismo apellido, dentro del tumulto de algarabía, separaba los depósitos “más jugosos” y de la mano de su pariente, les otorgaba idéntico tratamiento.
    Se manejaba en forma bastante selectiva.
    Elegía aquéllos que superaban los quinientos mil dólares, y casi siempre el letrado interveniniente era su familiar.
    Un reverendo hipócrita.
    Pero no fue el único.
    El “jurista” e impoluto radical Gil Lavedra, fué otro beneficiario de “Jueces Amigos”, ya que defendía intereses muy similares a los del emparentado con Silva Garretón.
    Pero ésta es tan sólo una pequeña viñeta, una miscelánea, que se suma a otras cientos de miles “vivezas criollas”, que más que la actual sequía ó cualquier inclemencia, es y ha sido el nudo gordiano de todas nuestras desventuras como Sociedad en vías de extinción.
    El “Corralito” no fue un infortunio financiero.
    Tampoco tuvo connotaciónes colectivas.
    Atrapó a unos cien mil ahorristas y otros diez mil acreedores y deudores hipotecarios.
    El resto de la Nación se mantuvo, como siempre, indiferente, distante.
    Pero marcó una interesante pauta, acerca del comportamiento social.
    Tenedores de depósitos a plazo fijo, sabedores y conscientes de un desenlace ruinoso para sus intereses, validaron el peligro y la inminencia de un desastre, al no retirar sus caudales.
    Ésa y no otra, debe ser la radiografía que debemos tener a mano, para definir a nuestros Compatriotas en general.
    Estamos inmersos en un gigantesco “Corralito Colectivo”.
    Es mental y desgraciadamente vocacional, no fiduciario.
    Este gobierno de “carteristas” hace y modifica a su antojo.
    Envió sin ambages a la quiebra, a todo el sector agropecuario, que tuvo sin embargo una empatía bastanta simétrica con el asunto de los ahorristas.
    Pudieron comercializar los stocks de soja, en pleno paro, cuando su cotización había trepado a los u$s 600/ton, pero desdeñaron hacerlo.
    Pugnaron por la derogación de la res 125, no tamando en consideración la crísis financiera global que se ceñía sobre todos nosotros y que preanunciaba una colisión de los mercados granarios y bursátiles.
    No supieron gestionar a tiempo, la alícuota de las retenciónes, cuando éstas no superaban el 15%, en tiempos de Duhalde.
    Permitieron que el Fisco, les metiera las manos en los bolsillos, hasta que se tornó confiscatorio.
    ¿Pero que hicieron para evitar esa secuelas?
    Las “vacas gordas” del quinquenio 2002/2007 les nubló el juicio.
    Porque en esencia carecen de “pasta de dirigentes”.
    Vemos así, que este fenómeno del “corralito” excede el marco de una entidad bancaria.
    Está ínsito en todos nosotros.
    Es irrelevante denunciar la cadena ininterrumpida de iniquidades de estos K.
    Porque nos conformamos con escribir respecto de ello.
    Nada más.
    En mi última entrega, les propuse que nos familiaricemos con la idea de “Un Nuevo Jefe”.
    Alguien que nos extraiga esta “narcolepsia volitiva del NO TE METÁS”.
    Me interesé sobre la identidad de un Compatriota, a quien no he visto en mi vida: El Tcnl Emilio Nani.
    Lo hice incluso, sin consultar a su entorno.
    Porque creo que no se debe comenzar con el pie izquierdo.
    Hay que abandonar la idea de la “trenza”.
    Ya que tal cosa no existe.
    Rescaté de su figura, lo único que merece ser tenido en cuenta: “Le sobran pantalones”
    No está integrado a la larga nómina de militares que tienen mucho que ocultar y otro tanto que explicar.
    Y por lo que he averiguado acerca de él, creo que le sobran aptitudes, para hacer “simplemente lo debido”.
    Extinguir a esta “murga que va desde Cobos hasta Kunkel.
    Desde Kretina hasta Lilita.
    Es hora de la culminación de nuevos y peor trazados “mamarrachos republicanos”.
    Del renacimiento de nuestros valores esenciales, como la Familia, la juventud desorientada, los asentamientos emergentes en progreso de la Villa 31, para evitar así que otra: La Villa 32 invada Palermo, Barrio Norte, Belgrano y cualquier otra zona, por la que un Compatriota abonó una fuerte cantidad para adquirir una vivienda, que estos “okupas” pretenden seguir comercializándo sin haber pagado un centavo.
    Y que en cientos de casos percibieron un desahucio y pese a ello siguen habitándo esos complejos de prostitución, distribución de estupefacientes y podredumbre humana, a cien metros de La Recoleta.
    Si esta proclama, llega a dar sus primeros pasos, debe ser por adhesiónes voluntarias.
    Por convicción, que es el único meridiano que transforma las ideas en hechos.
    Pronto, antes que lo advirtamos, ingresaremos en marzo.
    Nuevas dósis e insaculaciónes de idiotéz, invadirán las pantallas de televisión.
    Comenzarán con denuedo, y la ingesta de los ingredientes para que sigamos paralizados:
    El fútbol, las bailarinas en el “caño”, las emisiónes periodísticas de los “quedantistas” desde Grondona hasta Majul. Y las “primarias” de diputados.
    Otra vez, los buhonesros & cachafaces, desfilarán por esos ciclos para vertirnos nuevas cuotas de hipocresía.
    Esto es, una nueva secuencia de “El Corralito Social”.

    Cordialmente Lucio Catano (h).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: