BARACK HUSSEIN OBAMA, UNA NUEVA ERA

obama “Este no es un candidato para esta zona”
Policía de pueblo rural en Illinois.barack-obama-mother

Se disputa la presidencia de EE.UU. y todas las encuestas dan ganador al candidato demócrata. Algunos dicen sólo tras la hecatombe financiera, se abrió las puertas a un candidato negro de madre blanca. Pero hace tiempo que la sociedad estadounidense viene empujando por una agenda más humana, menos consumista, más solidaria, menos depredadora del ambiente. Por eso, Obama ganará las elecciones.

¿ESTAMOS ANTE EL PRINCIPIO DEL FIN DEL RACISMO EN EE.UU.?

Click abajo para leer la nota

x LaPoliticaOnLine -1-

obama-ann_dunham_with_father_and_children

Hace más de diez años, cuando competía por una candidatura para senador –provincial- del estado de Illinois, Barack Obama se animó a recorrer regiones del medio oeste, a pesar de que la historia decía que no sería bien recibido. Las zonas rurales, conservadoras y racistas, nunca fueron escenarios propicios para negros liberales, con base en los barrios pobres de Chicago. Pero si ganaba, Obama tenía que ejercer su banca en Springfield, la capital del estado, la ciudad donde vivió Abraham Lincoln, en la que perdió varias contiendas antes de llegar a presidente. Para él, ya no cabía el miedo.

Illinois es un estado clave del llamado “corn belt” norteamericano. Está Chicago y su arquitectura cosmopolita y de vanguardia, con enorme peso electoral. Pero sobre todo están los pueblos tranquilos y hasta aburridos, ordenados y prolijos, que brindan servicios a las zonas rurales más prósperas de los Estados Unidos, profundamente desconfiados y reacios a lo distinto.

Pero a Obama le encantaban los desafíos y probar caminos que lo llevaran a recorrer las desconocidas regiones de lo nuevo, intentando probar vaya a saber qué cosa. Así fue que convenció a su jefe de campaña de entonces, Dan Shomon, un ex periodista que eligió la política demócrata, y ambos se lanzaron por las conservadores rutas rurales a conquistar los duros corazones de los farmers.

No le fue nada mal. Y más tarde contó que sintió calidez de parte de los blancos votantes republicanos, quienes no dudaban en valorar la actitud arriesgada pero también medida en el trato del candidato demócrata.

La anécdota está contada por David Mendell, el periodista del Chicago Tribune que en 2004 siguió su campaña para senador nacional por el estado de Illinois, donde ganó frente al republicano Jack Ryan, y que después escribió “De la promesa al poder”, una biografía de Obama que está en entre los libros más vendidos de los Estados Unidos. Y demuestra varias cosas.

La primera, que Obama no fue sorprendido en su campaña del 2008 acerca del racismo de buena parte de la sociedad de su país. Cuando decidió competir por la presidencia, ya había tomado nota de que los Estados Unidos no eran una sociedad homogénea, que aceptaba la diversidad y el multiculturalismo naturalmente.

Obama no vivió en un repollo desde que salió de la casa de sus abuelos en Hawaii. Su natural curiosidad y la empatía con la que encara todas sus relaciones, lo llevaron a buscar comprender el mundo tal cual es fuera de su hogar, sin ningún resentimiento.

Más. Obama fue criado en una familia blanca por una madre libre de prejuicios que primero tuvo un hijo con un keniano y después tuvo una hija con un indonesio, y por sus abuelos blancos, que lo mandaron a una escuela de blancos y muy cara, la Pundahou College. Pero no eligió una mujer blanca como esposa ni vivir en un barrio blanco y rodeado de blancos. Se enamoró de Michelle Robinson, abogada de familia obrera, y se fue a vivir a uno de los barrios más pobres donde viven los negros de Chicago.

La segunda demostración que deja esa anécdota del policía blanco en un pueblo rural, es que Obama no decidió competir contra el aparato demócrata que había apostado por Hillary Clinton en un rapto de audacia e inconciencia. Disecó cada decisión antes de lanzarse. Y una vez lanzado, no miró atrás. También la banca provincial que ganó en 1997 la obtuvo después de una lucha fraticida con otra mujer de su partido, respaldada al comienzo por la tradición demócrata del estado.

Obama fue el centro de una familia distinta y culta, que lo admiró y lo protegió. Su abuela se sacrificó trabajando hasta jubilarse como secretaria de un banco para pagarle los estudios en la escuela privada. Es un hijo del ascenso social, de la igualdad de oportunidades, de la lucha por los derechos civiles que lideraron hombre largamente admirados por él, como Malcom X.

Como su madre, es agnóstico. O, por lo menos, alejado de la práctica religiosa. La biografía de Mendell cuenta claramente de qué modo se involucró en las iglesias de su barrio para comprender más a las familias pobres, por las que quería trabajar. Y así fue que terminó atendiendo varios años las demandas de los más necesitados en la iglesia de Jeremías Wright, un joven y duro pastor de los suburbios de Chicago.

Pero nunca tuvo que imponer su liderazgo. Y los blancos siempre se sintieron a gusto con sus modos seguros y apacibles, sin estridencias, buscando entender el punto de vista de los otros y explorando soluciones que incluyan visiones antes contrapuestas.

Su carrera parece meteórica, sin embargo nunca se colgó por ninguna ventana, y avanzó siempre, ganando cada posición de acuerdo al curso natural que le indicaba su ambición y la legitimidad que siempre fue logrando a su alrededor.

Es un caso único en estos tiempos. Como ese actor del programa de Tato Bores que se negaba a actuar de negro, porque “yo soy negro, no hago de negro”.

Obama no se hace el políticamente correcto: es verdaderamente tolerante, valora la diversidad, le gusta convivir con lo distinto.

Obama no se hace el interesado por los más pobres: viene de una esforzada familia de clase media y eligió vivir en barrios pobres para trabajar por los que menos tienen.

Obama no se hace el culto: es refinado y de gran formación, seguro de lo que sabe y aún de lo que necesita consultar.

Obama no miente su respeto a los negros: eligió explorar sus raíces y vivir en ese mundo, que le pertenece tanto como a cualquier negro.

Critica a los cínicos de la política, que contratan a consultores que fabrican personalidades que engañan a los electores. Y se enoja con los exaltados de cualquier partido, que promueven abismos en lugar de tender puentes con los que piensan distinto.

Obama va a ser presidente de los Estados Unidos. Hay quienes dicen que tuvo que suceder una hecatombe financiera para que ese país de derecha (como dijo Karl Rove en un último intento por evitar que el demócrata se alce con la victoria), le pueda abrir la puerta a un negro de madre blanca, con un Phd en la Harvard University, ganado con enorme esfuerzo y carisma personal. Les cuesta aceptar que los Estados Unidos viven un larguísimo proceso de repugnancia y hartazgo por las dos peores administraciones de todos los tiempos, nacidas del fraude y fundamentadas en la codicia.

Pero Estados Unidos fue mal leído por esos dinosaurios como una nación de derecha. Los norteamericanos tienen una capacidad inédita para renacer de sus cenizas. Y sus jóvenes generaciones, hace tiempo que vienen empujando por una agenda más humana, menos consumista, más solidaria, menos depredadora del ambiente. Esta agenda que urge, está alejada de cualquier ideología, y hace al fondo conservador de esa nación creativa y audaz. Y votará por Obama para proteger al futuro de los Estados Unidos y del mundo.

Para la ultraizquierda, Obama es un vendido al capitalismo salvaje. Para la ultraderecha es un comunista agazapado. Para los más pobres del Africa que se enteran de las noticias, es el más grande orgullo jamás pensado. Para los hombres y mujeres de buena voluntad de todo el mundo, su victoria será la mejor noticia que hemos escuchado en mucho, muchísimo tiempo. Todo el mundo lo está mirando. Y tal vez no pueda hacer todo lo que se espera en poco tiempo. Pero su llegada a la Casa Blanca, por sí sola, es un símbolo de que no todo está perdido en el mundo que viene.

-1-

http://www.lapoliticaonline.com.ar/noticias/val/52918/obama-es-el-lider-del-mundo-que-viene.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: