“Macri y Kirchner son proyectos nacionales en declinación”

“Macri y Kirchner son proyectos nacionales en declinación”

Leer, click abajo

x La Política Online -1-

El abogado y analista político habla de la “mutación” del orden político que vive el país, con un peronismo corriendose al centro y la oposición ensayando alguna alternativa social-demócrata. El escenario imaginado de una centroizquiera liderada por el kirchnerismo y una centroderecha en manos de Macri, según su opinión, ya no existe.

A pesar de que faltan tres años para las elecciones presidenciales, el campo de batalla político se está moviendo y cada jugador busca su mejor posición. Mientras el gobernador de Chubut, Mario das Neves, ya anticipó que no acompanará al kirchnerismo en 2011 y se atrevió a lanzar su candidatura; el de Córdoba, Juan Schiaretti se acercó a las políticas del Gobierno y criticó el nuevo paro del campo.

Hasta el vicepresidente, Julio Cobos, que tomó el cargo de jefe de Estado cuando la presidenta Cristina Kirchner tuvo que delegarle sus funciones mientras estaba en Nueva York, se reunió con el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri y con el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner; mientras ambos tratan de capturar los restos de la UCR que también les disputa Elisa Carrió.

Con una velocidad inusitada, todos arman su juego. Y como si quisiera seguirle el paso, el analista, Rosendo Fraga, raudamente explica: “Hace un año, parecía que la política argentina se organizaba con dos ejes. Uno era el peronismo en versión kirchnerista y otro la centro-derecha guiada por Mauricio Macri. Pero hoy nos encontramos ante una mutación política”.

En la antigua casona típica del barrio de San Telmo, donde el historiador tiene las oficinas de su consultora Nueva Mayoría argumenta: “Hoy Argentina tiene el caos de un peronismo que se corre al centro, una oposición que se reorganiza por la línea socialdemócrata y dos proyectos nacionales que están declinantes, el de (Néstor) Kirchner y el del jefe de gobierno porteño”.

¿Por qué dice que declinan?

Hace un año, el mismo Kirchner afirmaba que la política argentina se había normalizado y se dividía entre los dos ejes ideológicos, entre él y el jefe de gobierno porteño. En cambio ahora tenemos, por un lado, un peronismo que se mueve hacia el centro porque es lo que hace siempre, casi por instinto, cada vez que percibe que la sociedad se corre de su eje. Y, por el otro, una oposición que no se organiza por centro-derecha. Radicales, socialistas, coaliciones, radicales K, se conforman en una oposición que rodea más al viejo radicalismo y al ideario social-demócrata que al de centro-derecha. Está mutando la matriz política en las elecciones. Una muestra de esto son los resultados de los comicios en las ciudades de La Pampa, Bariloche y Río Cuarto, donde Macri ni su partido eran una opción, ganó la oposición con candidatos radicales. Por eso, Macri y Kirchner, como proyecto nacional, declinan.

Afirma que el proyecto de jefe de Gobierno decae a nivel nacional ¿Se puede decir que sucede los mismo en la Ciudad?

No necesariamente. Aquí, le puede ir bien. Como jefe de Gobierno le falta concluir el primer mandato, que perfectamente puede tener éxito. Donde no tiene demasiado espacio es como liderazgo nacional.

“Cobos no le disputa el poder a los Kirchner, sino la imagen”

¿Macri debería entonces aliarse al peronismo de Eduardo Duhalde?

Está totalmente fuera de Duhalde. Macri necesitaría una división del peronismo, pero no estoy seguro de que ello vaya suceder. Porque a pesar de que es una fuerza política en desintegración, el peronismo ha sabido ser oficialismo y oposición al mismo tiempo. En el Congreso, los legisladores más opuestos al Gobierno en el tema del campo fueron (Felipe) Solá en Diputados y (Carlos) Reutemann en el Senado. Lo que sí es indudable es que el peronismo lo necesita a Macri para ganar en Capital porque históricamente la Ciudad no ha sido de ellos.

Las instituciones

Después del debate sobre la resolución 125 que establecía las retenciones móviles, ¿el Congreso recuperó el papel protagónico que le establece la Constitución?

Absolutamente. No sólo después de la derrota oficialista por el voto de Cobos. Antes, al Parlamento se le decía escribanía porque firmaba todo lo que recibía del Presidente. Pero ahora se discute en las comisiones y el recinto la ampliación del presupuesto, las jubilaciones móviles y otros proyectos. El Congreso ha cambiado. Empezó a ser un actor político y el Ejecutivo hoy tiene que ceder y negociar con él. Así será con la reapertura del canje de deuda y el pago al Club de París. Por ahora sólo son anuncios que tendrán que tratarse por los legisladores nacionales. Hay que ver si se concretan, cómo lo hacen y cuándo.

¿Y el papel del vicepresidente?

En este caso, Cobos no le disputa el poder a los Kirchner, sino la imagen. Y esto es lo que le cuesta entender al matrimonio presidencial.

La oposición

¿Cuál sería el oponente fuerte al Gobierno?

La paradoja es que el político no peronista con mejor imagen es Cobos, que es el vicepresidente. No sé si pudiera ser el oponente. Falta mucho tiempo. De 48 meses que tiene el mandato presidencial, sólo han pasado diez. Si consideramos cómo se han modificado las cosas en la política en ese corto período, debemos permitirnos la posibilidad de que en los próximos 39 haya cambios realmente importantes.

¿Cómo se define el campo de la oposición?

Hoy se organiza en niveles distintos. Es difícil que logre hacerlo en el ámbito nacional, pero sí lo hace en el local. Así es que (Hermes) Binner va a ser el eje de la oposición al Gobierno en Santa Fe; Macri y (Elisa) Carrió en Capital, y (Luis) Juez, en Córdoba. E insisto en remarcar que en tres ciudades medianas como La Pampa, Bariloche y Río Cuarto, el kirchnerismo perdió las elecciones.

Desde el otro lado, la pregunta es si el peronismo va a seguir con Kirchner o no. Si lo que hizo (Alberto) Rodríguez Saá de manera aislada en 2007, lo repiten otros gobernadores del PJ en 2009 y 2011, o no.

La gobernabilidad

¿Se puede gobernar por fuera del peronismo?

Este movimiento surgió en 1945, y de los 76 años que han pasado, gobernó la mitad del tiempo. Los militares una cuarta parte y otro tanto la UCR. Hoy el radicalismo ya está desarticulado, los militares no son una opción política y el peronismo sigue siéndolo. Los únicos presidentes que desde el ’45 han terminado su mandato, son justicialistas: (Juan Domingo) Perón, (Carlos) Menem y Kirchner. Y los jefes de Estado que no fueron peronistas, no concluyeron su mandato, como (Arturo) Frondizi, (Arturo) Illia, (Raúl) Alfonsín ni (Fernando) De la Rúa.

De esto se saca la conclusión de que el no-peronismo puede ganar las elecciones cuando se une. Lo hizo en las últimas presidenciales y lo logra hoy en algunas ciudades. Logra ganar los comicios, el problema es si puede gobernar.

Dice que el PJ hoy tiende hacia el centro ¿a qué peronismo se refiere?

A todo. Desde Felipe Solá, (José Manuel) De la Sota, (Mario) Das Neves, (José Luis) Gioja, hasta (Hugo) Moyano. Cuando este último sale hoy presionar y pedir que se investigue el asesinato del sindicalista (José Ignacio) Rucci y recalca que es un crimen de lesa humanidad, se está diferenciando de Kirchner, que se posicionó como de centro-izquierda.

“La sociedad de poder en el matrimonio Kirchner no se rompe, Néstor es quien manda y ella no quier cambiar eso”

¿Cómo ve la relación de Kirchner con este peronismo?

Tiene tensiones. Unos gobernadores le reclaman, la CGT cada vez lo presiona más. Lo mismo hacen Das Neves o Gioja cuando se lanzan como candidatos y afirman que no acompañarán al ex presidente. A Kirchner cada vez se le hace más difícil de manejar al Justicialismo porque ha perdido su liderazgo. Antes era indiscutido, hoy no. El peronismo en general, tiene una tendencia a alejarse de él.

¿Puede recuperar ese liderazgo?

No creo que sea fácil. Normalmente los segundos mandatos son más complicados porque las sociedades tienden a pelear por un cambio en materia política, buscan una renovación. No es fácil que pueda hacerlo, pero no es imposible.

Los Kirchner

Es el segundo mandato del kirchnerismo, pero la presidenta es Cristina, ¿se independizará en algún momento de su marido?

No lo creo.

¿No quiere o no puede?

No creo que tenga ninguna intención de independizarse. El matrimonio presidencial es una sociedad. En el último viaje a Nueva York, podría haber ido sin su marido, si quería marcar alguna diferencia. Pero no veo que quiera hacerlo. Ella no tiene experiencia en el manejo de poder. Nunca lo hizo. La sociedad de poder en el matrimonio Kirchner no se rompe. El que manda es él. Y hoy ha perdido la mitad de su imagen positiva. Antes estaba con 50-60 por ciento de imagen positiva y hoy apenas alcanza un 25-24.

¿Podrá imponer Kirchner una reelección de Cristina o a Scioli como sus sucesores?

No lo veo. Ya no le es fácil manejar al peronismo, menos designar su sucesor. El tema es si el peronismo se va a mantener unido o no. Las dos últimas elecciones presidenciales fue con tres candidatos distintos. En 2003 con Menem, Kirchner y (Adolfo) Rodríguez Saá. Y en 2007, con Cristina, (Roberto) Lavagna y (Alberto) Rodríguez Saá. Eso de que el peronismo votaba todo junto funcionó hasta 1999. Hoy ya no lo hace.

-1-

http://www.lapoliticaonline.com.ar/noticias/val/52403/%E2%80%9Cmacri-y-kirchner-son-proyectos-nacionales-en-declinacion.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: