ASI KONSTRUYEN EL “RELATO” (o te hacen “el verso”)

A esta altura de la aventura K, todos ya “sabemos” que la realidad no es como la vivimos (al menos los que tenemos algunos años) o como figuraba en los libros de historia.

Según el “relato” K Perón era de izquierda;

Evita era montonera;

El “che” Guevara hizo algo positivo para la argentina;

El PJ es el movimiento de liberación;

Y la historia empezó en 2003, antes nadie hizo nada bien.

Hay un solo problema con esta absoluta falacia: QUE MUCHOS LO CREAN

¿Como se llega a tanto absurdo? ¿Quienes son los “coroneles” de la reescritura trucha de la historia?

Léanlo en esta interesante nota de Tribuna de Periodistas

SERGIO SZPOLSKI, EL ARGENTINO
DE CITIZEN KANE A CITIZEN KRIS

Por Tomás Ryan (especial para www.periodicotribuna.com.ar)

En 1941 Orson Wells filmó Citizen Kane (en español, El Ciudadano), para muchos la mejor película de la historia del cine. En ella se narra la vida de un poderoso empresario de medios llamado Charles Foster Kane, personaje inspirado en la vida real de William Randolph Hearst. Hearst, quien enfureció con Wells y con el estudio que filmó la película, era un precursor como hombre de negocios dueño de un conjunto de empresas de medios. Su enojo y encono derivaron del paralelismo en las vidas del ficticio Kane y la suya real, presentado como un personaje sin escrúpulos. Y sobre todo con el misterio que encerraba el inicio del film: Kane pronunciando al morir en su lecho la palabra Rosebud. A pesar de las diversas conjeturas el verdadero significado de Rosebud contrastaba con la impoluta vida pública de Kane/Hearst, pero evocaba a lo que más placer le había dado en su vida…

Szpolski, el último inmortal

En los años de kirchnerismo Sergio Szpolski no paró de acumular empresas -sobre todo- vinculadas al periodismo. Es el responsable de Veintitres, Siete Días, La U, la versión argentina de Newsweek, Miradas al Sur, Diagonales de La Plata y el “pasquín” gratuito La Gaceta del Cielo, diario que se entrega en el Aeroparque metropolitano. Su último asumido emprendimiento es el también diario gratuito El Argentino, anunciado bajo el eslogan publicitario de “El diario que no se vende”. Este último tendrá una tirada de 150.000 ejemplares diarios, con 25 camionetas distribuyéndolo en más de 100 esquinas de la Capital Federal. Una iniciativa ambiciosa para una publicación gratis, salvo que su responsable no tema perder plata o tenga la tranquilidad de contar con generosa publicidad del gobierno en ejercicio.
Pero Sergio Szpolski tiene un pasado público más que conocido. En 1997 quedó comprendido como uno de los dirigentes del malogrado Banco Patricios en la acusación del entonces juez Gabriel Cavallo por defraudación en más de 9 millones de dólares. Cavallo narró como principal práctica el otorgamiento de “préstamos a empresas vinculadas a integrantes de sus autoridades en un contexto de insolvencia y Patrimonio Neto negativo”. En el caso de Sergio Szpolski, señalaba a este respecto que así su empresa Nuevos Clubes Argentinos agrandó en ese momento su deuda con el Banco Patricios en 3 millones de dólares, llegando a un saldo deudor de 11 millones de esa moneda. Poco tiempo después el Tribunal de Ética de la AMIA lo condenó por realizar inversiones de la institución en su banco siendo el tesorero de la misma y sabiendo las irregularidades reinantes en el Patricios. Quienes no lo quieren dicen que antes del descalabro final Szpolski fue al subsuelo de la Fundación Banco Patricios y se llevó de “recuerdo” numerosos cuadros de renombrados artistas pictóricos que no eran de su propiedad.
Entre sus últimas compras de medios le adquirió en 2007 a Daniel Hadad el matutino económico BAE, con una anémica tirada de 2.000 ejemplares diarios por el que abonó entre 3 y 5 millones de dólares. Y a fin de ese año se hizo cargo del Buenos Aires Herald, tras la partida de su mítico integrante Andrew Graham Yooll. Por otra parte el nuevo diario web 24 conurbano -ampliamente anunciado en las carteleras de Buenos Aires- tiene como “Director Editorial Externo” a Daniel Olivera, el mismo Director de El Argentino. En www.24con.com se publican las “genuinas noticias del conurbano” (sic), con obvio énfasis en el accionar de la Presidenta en su territorio adoptivo inaugurando lo inaugurable y de los intendentes-barones del conurbano.
Entre otras peripecias periodísticas se lo recuerda junto a Gerardo Sofovich en el difunto libelo El Expreso, y generando el caos y el cierre de las agencias de noticias Infosic e Infofax. Los empleados se encontraban con la esquizofrénica situación que el Ministerio de Trabajo de la Nación que debía ampararlos de los atropellos de Szpolski era el mismo que anunciaba generosamente en las páginas de algunas de sus revistas. Estas son las cosas que explican el eslogan de medios como El Argentino: se anuncia como el diario que no se vende, quizás porque es obvio quiénes lo “kompraron” de antemano…

Manual de estilo periodístico Kris

Leer El Argentino es un formidable ejercicio para desarrollar anticuerpos contra la ignominia periodística. Como ejemplo de esto la edición del 31 de julio fue una fiesta: el principal titular de portada hablaba del tarifazo eléctrico con el título “La suba en la luz no afecta a los pobres ni a la clase media” (es decir que cuando las empresas afectadas trasladen el incremento aumentando los precios de sus productos, todo el mundo contento).

Por supuesto que los incidentes callejeros en Córdoba se titularon como “Le explotó el ajuste (al gobierno cordobés)” , con una columna de opinión del Director del Instituto Nacional de Administración Pública Jorge Giles que fiel a la corriente kirchnerista “Belén Francese” -filósofa oficialista que a partir de una palabra confecciona rimas desopilantes dignas del mejor Néstor, por ejemplo, escucha ruralista y sorprende con golpista-facista-racista-egoísta- etcétera- cita: “…es preferible tirarle la cola a la vaca Aurora -por el campo- que al único tigre que es el paciente pueblo argentino“. Otras perlitas de ese día fueron la crónica ninguneada del encuentro Cristina y Cobos ( “…la Presidenta fue muy profunda y muy sincera con él”); la elección como peor legislador del día de Sebastián Gramajo por “…no colaborar con el bloque K” ( sic ); y las columnas de opinión del legislador ultra K Juan Cabandié hablando pestes de Macri y de Gustavo Palmer – “Empresario de la noche” – contando su compromiso con brindar seguridad a quienes asisten a sus discos y cómo se sintió lleno de argentinidad al jugarse y denunciar al intendente de Pinamar Roberto Porretti por pedido de coimas. Palmer sería el apellido ficticio de Gustavo Mustoni, supuestamente derivado de otra época de menos argentinidad y más enemigos quienes recuerdan que deriva de “PALa” y “MERca”. Un auténtico patriota.

Rosebud, 60 años después

Quienes conocieron al magnate Hearst aseguraban que lo que más lo encolerizó fue que la película termina develando -tras citar numerosas especulaciones- que el verdadero significado de Rosebud invocaba al sobrenombre con el cual el millonario “gemelo” Kane de la ficción, un hombre de una vida social y pública impoluta como Hearst, denominaba al clítoris de su amante. En su última exhalación el superpoderoso empresario de los medios se sinceraba con lo que más placer le había dado en su vida.
No hace falta esperar hasta los últimos días de Szpolski para saber que su Rosebud no puede ser otra cosa que poder, o dinero, o mentira. O quizás, cualquier combinación de las tres posibilidades.

Tomás Ryan

-1-

http://www.periodicotribuna.com.ar/Articulo.asp?Articulo=4204

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: