Un día Peronista K

Un día Peronista K (si es con un poco de humor, mejor)

click abajo para leer

x http://www.todosgronchos.blogspot.com -1-

Todo arrancó bien. La cancha preciosa. A los gorilas que dicen que estaba semi vacía, le aclaramos que esa cancha no la llenó ni Almagro en las finales del 2006.

Mientras cantaban el Himno Nacional, Cristina se tocaba una teta. Está enputecida con que todo es cuestión de mala suerte. El Brujo que contrataron para desengüalichar al gobierno, tiraba agua bendita y ceniza del volcán chileno detrás de los arcos, y los monitos se la jalaban pensando que era mandanga.


Juan Cabandié, a quién le garpamos el sueldo de diputado Nacional, cuyo único mérito es ser hijo de desaparecidos, y que tiene menos peronismo encima que Ernestina Herrera de Noble, les pasó el trapo a todos. A todos. En la primer frase nombró a Evita 11 veces.

Como se sabe un cuatro de copas que no le ganó a nadie, pero vio que abajo se la pasaban comiendo alfajorcitos y arriba, jugando con el celular, aprovechó para contar una historia fantástica, épica, gloriosa, de los 70, de un peronismo que no existió nunca. Encima, copado mal, comparó a Evita con Hebe de Bonafini. Gracias a Dios nadie le estaba prestando atención. Pero no importa, es amigo de Pablo Echarri y tiene ojos azules.

Lo bastardean, lo ocultan, lo humillan, lo desprecian (como siempre lo hicieron),
y lo traicionan, pero es una fija, el único que los salva siempre es el viejo.
Su espíritu de unidad nacional no se destruye.

Crist ponía cara de seria y garabateaba en un anotador lo que pensábamos eran apostillas del discurso, pero no, eran las mangas y el corte que quiere para su próximo vestido bordó.

Después agarró el micrófono el Hugo Moyano. Este sí que es peronista, ahora se supo que también era peronista de López Rega, pero todo bien. Estuvo medido. En la primera oración sólo citó a Evita dos veces. Después no dijo nada.

Parecía una convención del IFAM, a los intendentes les pidieron que llevaran gente normal para ocupar las sillas, lo más normal que tenían eran concejales. Los extras estaban todos reservados por la producción de la película de Francis Ford Coppola.

Fervor político: En todos lados se discutían los conceptos
elementales
del Materialismo Histórico y política de masas.

En las tribunas algunos pedían por la Liberación Nacional, otros, más moderados, reclamaban chiropanes. No aprenden más. Así no podemos hacer nada. Entre la lucha de clases y los botellazos volvieron a elegir los botellazos.

Enseguida habló Jorge Capitanich, el mejor alumno de Carlos Menem y el cabezón Duhalde, que paradójicamente también se hizo millonario y terrateniente en sólo diez años (¿Será epidemia?). Habló de cosas raras, como de dignificación, disminuir la pobreza y esas cosas que no pudo hacer en su provincia, pero según dijo está pila pila, para que lo haga Cristina.

Por orden le tocaba a la esposa del Gobernador Alperovich, la Betty, que según dicen es culo y calzón con la hegeliana y ésta le quiso regalar un cargo por la buena onda y lo bien que succiona su marido. Pero no pasó nada. Si llegaba a hablar una afiliada radical y hasta hace cinco años cuadro del PC tucumano hasta el compañero Cabandié se les paraba de manos.

Cuando Néstor tomó el micrófono todos pusieron cara de pánico, pero enseguida se lo cedió a amorcis. Mientras que de la emoción Cristina apretaba peligrosamente los labios, nos contó que ahora quiere gobernar sin rencores ni falsas divisiones. Es increíbe, sorprendente y emocionante: frunce el ceño y lo único que se le arruga es la camisa.

“¡Los de la corneta por favor dejen hablar!” Con la misma profundidad que
en las viejas
Asambleas populares de Eva Perón en la Nueve de Julio

Nada más. Largaron la marchita, papelitos. Y cada uno a su casa. Salvo los que seguían cagándose a trompadas. Todos levantaban los dedos de la mano, algunos como señal de la V de la Victoria, otros como pidiendo dos contratos más.

Cuando el acto llegaba a su fin la monada chocha, saltaba y gritaba de alegría. Algunos rostros demostraban preocupación por los momentos que se avecinan para la Patria. Otros estaban nerviosos porque no llegaban a tiempo para ver a Boca.

Para los grasas que decían que él la odiaba y quería destruir su gobierno:
En el sitio web oficial de la Argentina, el momento del ósculo.
-1-

http://todosgronchos.blogspot.com/2008/05/un-da-peronista-k.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: