¿PELIGRA EL GOBIERNO SI SE SINCERAN INDICES DE BONOS AJUSTADOS POR CER/INFLACION O CRECIMIENTO?

Frigoríficos denunciaron que Moreno los amenazó

x http://www.lanacion.com.ar

No se anunció el nuevo acuerdo de precios, pero el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, de todos modos, se ubicó ayer en el centro de la agenda económica: una de las principales cámaras de frigoríficos denunció, en medio de las negociaciones para frenar los aumentos de precios de la carne, que recibió amenazas e intimidaciones por parte del polémico funcionario.

La denuncia provino de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), que agrupa a los frigoríficos que se dedican esencialmente a abastecer el mercado interno. Su clásico informe mensual no trajo, esta vez, el comentario sobre la actualidad del mercado en su primera página: se lo reemplazó por un duro editorial. “Tan duro como la realidad”, graficó el presidente de la entidad, Miguel Schiaritti.

El personaje central del documento es Moreno y sus métodos poco ortodoxos. Ciccra denunció que unos afiliados a esa cámara recibieron llamadas intimidatorias de la Secretaría de Comercio Interior. “Es decir, los funcionarios, cuyo tiempo y esfuerzo pagamos todos los argentinos, que debieran dedicarse a otros menesteres, se entretienen presionando a los empresarios que se atreven a discrepar del parecer del titular del organismo”, dice el informe.

“Cinco veces vinieron los inspectores de Comercio en un día, invocando dos leyes y pidiendo el listado de socios. Y Moreno después llamó a dos o tres socios, de los que no se cómo consiguió el teléfono, para intimidarlos”, detalló Schiaritti.

Todo comenzó anteayer, cuando Moreno “eludió” reunirse con los representantes de Ciccra y selló un nuevo acuerdo por el precio de la carne con Jorge Martínez, para luego concurrir al despacho del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y “presentarlo como un delegado de Ciccra, portador de la adhesión de la entidad a su propuesta”.

Ciccra aclaró que no aprobaba la propuesta de Moreno. La respuesta fue el envío de un equipo de inspectores que pidió el listado de todos los miembros y asociados de la Cámara. Según el documento, los inspectores invocaron la ley de lealtad comercial, de mayo de 1983, y la polémica ley de abastecimiento, de junio de 1974, el principal sustento legal de las acciones de Moreno sobre las empresas. Ninguna de las dos normas le permite a Moreno conocer la información que solicitó, sostiene Ciccra. Junto con los inspectores, llegaron las llamadas por teléfono.

“Soluciones parciales”

La nota de Ciccra, de nueve párrafos, pide hacia el final “un ámbito de discusión que permita fijar acuerdos básicos para encarar un desarrollo sostenido”, y da cuenta de una visión cortoplacista en los acuerdos alcanzados en los últimos meses: “Hasta el momento, nos abocamos a soluciones parciales para obtener resultados inmediatos, cuando debemos apuntar a soluciones de mayor alcance”.

“Por este motivo -cierra el editorial-, lamentamos la extemporánea conducta de un funcionario que debería aportar su sensatez y entendimiento al desarrollo de políticas provechosas para el país, en lugar de demorarse en persecuciones inconducentes. Estamos seguros de que la prepotencia no genera riquezas ni las amenazas aumentan la producción”.

Este nuevo enfrentamiento ocurre en medio de las negociaciones por un nuevo acuerdo para contener las subas en el precio de la carne, problema que se agravó en 2006, cuando el Gobierno decidió cerrar las exportaciones y que, por ahora, ni el Gobierno ni los empresarios han podido resolver.

Una fuente de la industria que participa de las negociaciones dijo a LA NACION que ayer no hubo avances. Moreno quiere fijar precios máximos para una lista de 12 cortes más populares, iniciativa que ya se implementó y, por las subas de los últimos días, no dio resultados. La otra propuesta en danza era extender el sistema de compensaciones a la media res, es decir, subsidiar su precio. Pero algunos frigoríficos rechazaron esta propuesta porque para cobrar el subsidio deben presentar las facturas, y la mitad de las ventas son en negro, según indicaron desde el sector ganadero.

Pero el tema ayer ya no era el acuerdo, sino, otra vez, el particular estilo del secretario de Comercio Interior. Al ser consultado acerca de si Moreno elevó la presión sobre los empresarios, respondió: “Está igual que siempre. Su estilo, de por sí, es un estilo fuerte, pero también es parte de un show. Tiene que lograr resultados”.

LA NACION se comunicó con los voceros habituales de la Secretaría de Comercio Interior, pero optaron por no brindar ninguna respuesta respecto de este tema.

Por Rafael Mathus Ruiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: