INTERESES K: ENARSA, RAHSA Y PAN AMERICAN ENERGY ESTARIA INVOLUCRADO EN EL CASO DERRAME

buque-presidente-illia.jpg

Buque obsoleto, sería el “Presidente Illia”, que aprovisionó en boya (Pan American Enery) habría provocado derrame y desastre ecológico en Caleta Córdoba. Un buque que fue de YPF y siempre tuvo problemas, incendios explosiones y un derrame en el canal Mitre (sí, de donde tomamos agua) (1) Esta es la “Eficiencia” de Enarsa…

Lea mas


Por Ana Tronfi para http://www.lapoliticaonline.com.ar (2)

 

COMODORO RIVADAVIA.- El petróleo derramado en la playa de Caleta Córdova, que tiñó de negro 7 kilómetros de costa en esta ciudad el 26 de diciembre pasado pertenecería, según los primeros peritajes, a un buque que transportaba crudo de la petrolera estatal Enarsa para su posterior refinado, con el objetivo de inyectar combustible a las turbinas del exigido sistema energético nacional.

 

La sospecha podría confirmarse antes de fines de mes, cuando los estudios de laboratorio ordenados por el Juzgado Federal de esta ciudad determinen si el petróleo derramado en la costa coincide con las muestras tomadas del casco del buque Presidente Illia, que fue retenido en el puerto bonaerense de Campana por orden de la jueza federal Eva Parcio.

 

Ese buque cargó el crudo de Enarsa horas antes de que se produjera el desastre ambiental que ya afectó a más de 400 aves y que obligará a arduas tareas para remediar un sector de la costa que forma parte de un parque marítimo nacional.

 

La contratación del barco se realizó a través de la empresa Rhasa, que recurrió para el traslado del petróleo al Presidente Illia, nave perteneciente a la firma de armadores Antares Naviera.

 

“Enarsa compró crudo a través de Termap y Rhasa fue la encargada de contratar el transporte del mismo hasta el lugar de destino. Quien transportó el petróleo fue el Presidente Illia”, aseguraron fuentes de la causa.

 

El derrame se produjo en Caleta Córdova, un barrio de pescadores en el que desde 1994 opera la empresa Terminales Marítimas Patagónicas SA (Termap). En este sitio se recibe el crudo de los yacimientos de la cuenca del Golfo San Jorge -actualmente, la más productiva del país-, que equivale al 35% de la producción petrolera nacional.

 

En Caleta Córdova el petróleo es almacenado y preparado para ser bombeado a los buques tanque -de hasta 160.000 toneladas de porte bruto-, que amarran en las monoboyas ubicadas a 3,5 km de la costa y que son operadas por personal de Termap.

 

Denuncia y demanda

 

El 26 de diciembre, un llamado a Prefectura Naval alertó sobre una mancha de crudo que se aproximaba a la costa. Dos días después, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, apuntó los dardos hacia la propia Termap -cuyo paquete accionario se reparte entre las petroleras Pan American Energy, Sociedad Internacional Petrolera SA, Total, Dapetrol, Shell e YPF, entre otras-, las principales operadoras petroleras y cuatro buques que habían cargado crudo horas antes del incidente.

 

Todos fueron incluidos como posibles responsables del derrame en una denuncia penal presentada en el Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia por el gobierno provincial y la municipalidad de esta ciudad.

 

Das Neves anunció, además, la presentación futura de una demanda civil por 50 millones de dólares contra las empresas, por parte de la Fiscalía de Estado de Chubut. “Los culpables tendrán que pagar”, dijo Das Neves, al tiempo que adelantó que la pena por el daño ambiental provocado podría ir de 3 a 10 años de prisión para los culpables.

 

Pero, ya con más de cuatro cuerpos, la causa judicial enderezó el rumbo: desde el juzgado se ordenaron peritajes, la toma de imágenes satelitales, allanamientos y un seguimiento sobre los cuatro buques imputados a partir de la denuncia. La investigación arrojó pruebas firmes que vinculan con el derrame al barco Presidente Illia, que transportaba crudo de la petrolera estatal Enarsa y tiene antecedentes por pérdidas de hidrocarburos en estas latitudes durante la década del 90, y en cuyas bocas de lastre se hallaron restos de petróleo.

 

El Presidente Illia no denunció derrame alguno, pero admitió haber realizado tareas de carga horas antes de que la mancha llegara a la costa. Pocos días después del derrame, el buque fue retenido y obligado a permanecer en Campana. El 1º de febrero este buque debe salir de circulación porque, al ser un monocasco, por la normativa vigente en el nivel nacional quedará “obsoleto” por motivos de seguridad.

(1)

http://www.laautenticadefensa.com.ar/modules.php?name=News&file=article&sid=51718

(2)

http://www.lapoliticaonline.com/index.php?id=23&tx_ttnews%5Btt_news%5D=8183&tx_ttnews%5BbackPid%5D=16&cHash=41759507e5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: