INFLACIÓN: EN MARZO SE DESATA LA PUJA SALARIOS/INFLACION

SE DESATARÁ LA PUJA SALARIAL (efecto, no causa del problema)

Los sindicalistas saben que en 2008, si el gobierno puede gobernar la inflación, ésta mediaría por lo menos un 30%. ES LO QUE PIDEN. Estaríamos hablando de solo el 30% de los trabajadores, los sindicalizados, dado que el 45% sigue en negro y un 25% es autónomo -estos dos últimos están al horno desde 2004, han perdido, por lo menos, un 50% de capacidad de ingresos reales (consumo ó ahorro)-

Empecinado en aumentar el consumo, la base monetaria y un dolar local alto (cuando en el mundo se desploma, el gobierno a hundido al cuentapropismo, los autónomos y los salarios bajos/públicos/negros en un espiral descendente de infraconsumo. La inflación se desata por el consumo de las clases medias, medias-altas y altas, que no encuentran el ahorro local atractivo. Por el lado de las empresas, no existen incentivos para invertir, eso sumado al problema estructural del país, en donde conviene adaptarse a los giros macroeconómicos que postular inversiones a largo plazo.

La economía “recalentada” (que solo engorda las arcas de reservas K, y a los especuladores, también seleccionados como “amigos K”) puede estrellarse contra una inflación que, de medir bajo el promedio de 2 ó 3 puntos reales, puede trasformarse en inmanejable

Como en los viejos tiempos…

Cavalieri quiere adelantar ocho meses la apertura de paritarias (www.totalnews.com.ar) Imprimir E-Mail
jueves, 27 de diciembre de 2007
 El dirigente mercantil argumentó que los salarios del sector quedaron “cercenados” por la inflación. Faltan ocho meses para que venza el acuerdo salarial del sector. Muchos de los temores empresarios sobre la dureza de las posiciones sindicales en la próxima negociación salarial comenzaron a hacerse palpables ayer. elcronista-tnaEs que ocho meses antes de la fecha prevista para el vencimiento del acuerdo salarial vigente en el sector del comercio, el gremio mercantil, el más numeroso con más de 800.000 afiliados, reclamó la reapertura de las paritarias para convenir un nuevo incremento que garantice la recomposición de sus ingresos frente al deterioro que generó en los últimos meses la suba de la inflación.

El planteo del gremio que conduce Armando Cavalieri, dirigente del grupo de los llamados gordos actualmente alejados de la CGT por sus diferencias con Hugo Moyano, para anticipar las negociaciones salariales fue elevado ayer a las autoridades del Ministerio de Trabajo, quienes trasladaron el pedido a los empresarios del sector. “Esto nos toma por sorpresa. Se acaba de pagar a principios de diciembre la última cuota del aumento anterior”, se quejó ante El Cronista el presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos de la Vega.

El sindicato mercantil y los representantes de comercios y supermercados firmaron en junio pasado el último convenio salarial con un aumento escalonado de 23%, que constituyó el incremento más significativo de todos los acordados por los gremios durante el primer semestre del año. El convenio estableció que esa suba regiría hasta el 31 de agosto de 2008, pero no fijó ninguna cláusula especial para la reapertura de la negociación en el caso de que el aumento quedara licuado por un ajuste mayor en los precios.

Pese a ello, Cavalieri argumentó ayer en la nota enviada al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, que el salario de los empleados de comercio “quedó gravemente cercenado” por la inflación, por lo que reclamó que se reabran las paritarias a fin de acordar una nueva actualización. “El acuerdo vigente ha sido superado en términos negativos para los trabajadores mercantiles y en términos positivos para los empresarios”, sostuvo el dirigente.

La exigencia sindical generó duras críticas de los empresarios del sector, que reprocharon que se aliente la rediscusión del convenio ocho meses antes de su vencimiento. “¿Qué previsiones podemos tomar las empresas si firmamos un acuerdo de un año pero a los seis meses tenemos que negociar otro aumento más?”, advirtió un directivo del sector comercial. Incluso, los comerciantes cuestionaron que Cavalieri no haya imitado el esquema de la mayoría de los gremios, que acordaron con las respectivas cámaras empresarias el pago de un suplemento por inflación o un doble aguinaldo como una especie de puente que posibilite mejorar los ingresos de bolsillo de los trabajadores hasta la fecha en que se prevé el inicio de las paritarias de cada sector.

No faltaron ayer quienes atribuyeron la actitud de Cavalieri como un intento por posicionarse de cara a la pulseada por la sucesión de Hugo Moyano al frente de la CGT. Pero también abundaron las especulaciones acerca de que el apuro del dirigente por la reapertura de la negociación salarial se relacionaba con la pretensión del Gobierno de adelantar para enero el cierre de las principales paritarias con el propósito de contener los aumentos en una pauta que no supere el 16%.

Quienes abonaron esa posibilidad destacaron que el gremio mercantil se cuidó especialmente de no anticipar ningún reclamo respecto de la expectativa pretendida para los futuros aumentos, cuando la mayoría de los gremios de la CGT ya adelantó pedidos con pisos de 30% para la recomposición salarial de 2008.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: